Europa Press.

Hugo Arévalo reaparece tras la reconciliación de Tamara Falcó e Íñigo Onieva

Hugo Arévalo se ha dejado ver de nuevo justo apenas unos días después de conocerse la reconciliación de Tamara Falcó e Íñigo Onieva.

La persona más buscada tras conocerse la reconciliación de Tamara Falcó e Íñigo Onieva ha sido Hugo Arévalo. Lleva un tiempo desaparecido, pero este jueves se dejaba ver saliendo de casa. El empresario, que precisamente es socio de la marquesa de Griñón y examigo de Onieva, ha optado por el silencio después de unas semanas convulsas: "No quiero hacer declaraciones", ha declarado mientras se metía en el coche.

Hugo no ha querido aclarar si va a seguir compartiendo negocio con la hija de Isabel Preysler y tampoco ha dejado clara su postura cuando se le ha preguntado si ha sentido utilizado por la pareja. Parece que prefiere mantenerse en silencio y seguir con su día a día, obviando todo lo que ocurre con su todavía socia, con la que mantuvo una fugaz relación.

El empresario reaparece y asegura que no quiere dar declaraciones

Vídeo: Europa Press.

Justo en el momento que reaparecía, Tamara Falcó volvía al plató de 'El Hormiguero' para la tertulia de los jueves. Como no podía ser de otra manera, habló de su reconciliación con Íñigo. Además de confesar que está "muy feliz", contaba cómo se dio la segunda oportunidad: «Decidimos enterrar el hacha de guerra la semana de Navidad. El 24. Él escribió a una amiga para que hiciéramos las paces y me pareció muy bien. Entonces con el espíritu de la Navidad dije «¿por qué no ir a misa juntos?» Entonces a las siete de la tarde le escribí si podía acompañarme a la misa del Gallo. Me dijo que tenía mucho lío pera al final vino. Vino a casa de mi madre. Yo no había avisando de que él iba«, declaraba.

Tamara Falcó no avisó en su casa que iba a acudir Íñigo Onieva

Tamara Falcó

Foto: El Hormiguero

La diseñadora no quería que su familia le echara la bronca. Prefería que se llevaran la sorpresa. «¿Para qué? En casa somos muy civilizados y yo confiaba mucho en ellos. Cuando mi primo abrió la puerta y vio a Íñigo pensó que se había equivocado. Pero todo bien. Él saludó y bien. A mi hermana le dio un ataque de risa y mi madre ya estaba en la cama. Fuimos a Misa del Gallo con la mala suerte que estaba una persona de una revista», contaba.

La colaboradora de televisión ha recordado con mucho cariño cómo fue esa noche: «En la Misa súper bonito y después nos quedamos hablando. Allí intercambiamos muchas cosas de que a él le habían hecho mucho año y que a mí también me habían hecho. Entonces ya fue en plan amigos. Le di mi teléfono y ya nos empezamos a ver y a mensajear», recordaba.

X