A Terelu Campos, las cámaras de televisión la han grabado en el interior de un restaurante. En su interior charlaba con unos amigos y con su hija Alejandra de manera muy efusiva. Un experto en lectura de labios ha descifrado lo que ha dicho para el programa ‘Sálvame’.

Una Terelu malhumorada

Pillada poniendo a caldo a los suyos. Así han inmortalizado a Terelu. La hija de María Teresa Campos suele ser una mujer moderada y comedida. Suele medir cada palabra que pronuncia. Sin embargo, en esta ocasión se la ha podido ver haciendo gala de sus gestos más exagerados, sus caras más expresivas… y sus palabras más intensas.

Terelu visitaba un conocido restaurante de Madrid junto a su hija, Alejandra Rubio. De evidente mal humor, dio un portazo al entrar en el local tras soltar: «¡Qué pesadilla!».

La colaboradora de ‘Viva la vida’ no se dio cuenta de que la estaban grabando mientras cenaba con su hija y unos amigos. «Soy gilipollas yo esa es la diferencia entre tú y yo», le decía a Alejandra. La conversación entre ambas parece tensa. “Vale, pero tú necesitas a mi madre”, dice la malagueña a la joven, según los expertos en lectura de labios consultados por ‘Sálvame’. Ésta responde y Terelu le pide que se calme haciéndole un gesto con la mano: «Vale, tranquila, ¿eh?».

Tal y como han indicado los especialistas en lectura labial al programa, las sinceras opiniones de Terelu también hacen mención de su hermana, Carmen Borrego. De ella dice, tajante: «Mira, es mi hermana». Incluso habla de Bigote Arrocet: “Edmundo a mí qué me importa!».