En su cuenta de Instagram, la modelo ha dedicado unas románticas palabras al futbolista que demuestran lo enamorados que están.


Georgina Rodríguez está cada día más enamorada de  Cristiano Ronaldo. La pareja, que ha pasado la cuarentena en compañía de sus hijos, no ha dejado de compartir con sus seguidores lo mucho que ha disfrutado del confinamiento en familia. En este tiempo han permanecido en una impresionante villa cerca de Funchal, en Madeira, por la que han pagado un alquiler de 16.000 euros al mes. También han estado en la casa que tienen en Turín, Italia, adonde se dirigieron hace apenas unas semanas para que el futbolista se incorporara a los entrenamientos con la Juventus.

Para muchas parejas, el encierro al que nos ha obligado la crisis sanitaria ha supuesto una prueba de fuego en su relación de pareja. Sin embargo, en el caso del futbolista y la modelo no ha sido así. Más bien lo contrario. Todo parece indicar que esta intensa y forzosa convivencia ha reforzado aún más los lazos afectivos entre ellos.

Georgina y las fotos de su escapada al mar con CR7

Prueba del amor que se profesan el uno al otro, Georgina ha querido dejar constancia lo que significa el deportista en su vida. «Lo único que me gusta más que tú, somos nosotros”, ha escrito en sus redes sociales. La imagen muestra a ambos en ropa de baño, tomando el sol en la  cubierta de un barco. De su escapada marítima, la exbailarina ha mostrado otras instantáneas, en las que no aparecen sus niños. Quizás esto sea señal de que se hayan marchado al mar en pareja, aprovechando los días de sol y calor en el Mediterráneo.

La polémica foto del cumpleaños de sus mellizos

Uno de los últimos posts de Georgina en las redes sociales mostraba a la familia celebrando el cumpleaños de sus hijos Eva y Mateo. «La familia es donde comienza la vida y el amor nunca termina. ?‍?‍?‍?  Hoy estamos celebrando la vida de Eva y Mateo. ??? Nuestros luceritos cumplen 3 años. Mi sentimiento diario es de plenitud y gratitud a Dios por cuidarnos, darnos salud, amor y mantenernos unidos. Os amo familia. P. D: A ver quién le explica a Alana que no es su cumpleaños… Lo hemos intentado pero se cree que es suyo también ? Bueno, cada cumpleaños en este hogar lo sentimos como propio, incluso los adultos #felicidadmaxima #happybirthday #evaymateo #papas #cristianoronaldo #georginarodriguez @cristiano», anunciaba en su perfil. 

Sin embargo, miles de usuarios no se fijaron tanto en la felicidad de la familia como en la cantidad ingente de regalos que CR7 y su novia habían hecho a sus pequeños. El derroche de obsequios causó un gran revuelo entre sus ‘followers’, muchos de ellos indignados ante tanto derroche de compras y su alarde de consumismo en una época en la que tantas personas han perdido sus puestos de trabajo.

Pero esta imagen no ha sido la única de Cristiano que ha generado polémica recientemente. Hace apenas 24 horas, la prensa gráfica lo inmortalizaba luciendo un Rolex de oro blanco de 18 kilates valorado en 400.000 euros. El modelo, llamado GMT Marter Ice, está considerado el Rolex más caro de la historia. Así, una vez más, los carísimos caprichos del portugués volvían a revolucionar las redes.

Entre las ‘joyas’ más codiciadas del patrimonio del de Madeira figura su jet privado, por el que pagó 32 millones de euros en el año 2015. Este Gulfstream G200, con capacidad para 10 pasajeros y que alcanza 900 kilómetros por hora, es el vehículo en el que suele trasladarse con su familia. El avión, que en ocasiones alquila a amigos y otros rostros conocidos del mundo del deporte, está equipado con Wi-Fi, teléfono, fax, una pequeña cocina e incluso una cama.

De nuevo se encuentran en Italia

En la actualidad, Georgina y Cristiano siguen en su casa de Italia, donde residen desde hace más de un año. El 10 de julio de 2018 se hizo oficial su traspaso por 105 millones de euros a la Juventus F. C, para quien marcó el primer gol en septiembre desde ese mismo año. Tras un periodo afincados en la lujosa urbanización La Finca, a las afueras de Madrid, el deportista y su familia se trasladaban a Turín. En esta tranquila ciudad italiana han establecido su nuevo hogar (en una impresionante mansión de 800 metros cuadrados) y están encantados.