Sesiones de preparación al parto, ejercicio, body painting... la diseñadora espera con ilusión la llegada de su bebé.


Tic, tac… la cuenta atrás ha comenzado. Elena Tablada y Javier Ungría suspiran por tener en brazos a su bebé. El matrimonio dará la bienvenida en las próximas semanas a su primer hijo en común -se trata de una niña de la que aún no han desvelado el nombre-. La pequeña se convertirá en la mejor compañera de juegos de su hermana Ella, fruto de la relación de la diseñadora con David Bisbal.

En plena forma

Elena se está cuidado al máximo: ejercicio, comida saludable… La madrileña se ha puesto en manos de especialistas para que le ayuden en su preparación al parto, también para que su forma física sea la adecuada. Uno de los problemas que más acuciaba, y con el que la están ayudando, son los temidos dolores de espalda. Gracias a estas sesiones en un centro especializado en rehabilitación abdominal y suelo pélvico, también mantiene una nexo muy especial con su bebé: «Mi “highlight” de cada fin de sesión es la conexión tan espectacular que establezco con mi chiquitina», afirmaba en redes.