El caso Mainat no deja nunca de sorprender. Esta semana, Angela Dobrowolski, esposa de Josep María Mainat, ha roto su silencio para arrojar algo de luz a un escándalo que se presenta complicado y retorcido como pocos. La alemana se sentaba ante las cámaras de ‘El punto de mira’, espacio de Cuatro, para acusar al empresario de ser «frío, calculador, controlador, vengativo, abusivo«, entre otros «muchos adjetivos». Ahora se ha sabido que Alina, la rusa que apareció en casa de Mainat reclamando sus pertenencias a su presunto amante (Gabriel), vuelve a ser noticia.

Entre rejas tras robar cuatro cremas en una tienda

Aquella joven que tras salir del calabozo se sentaba en ‘Sábado Deluxe’ para revelar las interioridades de la llamada ‘casa de los horrores’ ha vuelto a entrar en prisión. El motivo de su ingreso entre rejas es que ha sido pillada robando cuatro cremas en un centro comercial.

Después de ser juzgada por un delito leve de hurto, el magistrado impuso a la pareja del amante de Angela Dobrowolski una multa de 174 euros. Pero Alina no la pagó, por lo que los Mossos d’Esquadra la detuvieron.

 

También este viernes hemos tenido noticias de Angela Dobrowolski, que no ha sido desahuciada hoy del domicilio donde viía con el fundador de Gestmusic. Su abogado, Jorge Albertini, ha explicado a los medios que «hoy no se va a producir el desahucio, a pesar de que existe un auto por el cual al señor Mainat se le daba la posesión de la vivienda». Y es que según ha explicado, el domicilio «es una vivienda que está a nombre de una empresa, que mi clienta es la administradora de esa empresa, y esa casa era la vivienda familiar y ella, lógicamente la esposa y la madre en el cual recibía en esa vivienda familiar».

«Hay un tema que va más allá de lo que todos pensamos»

«Por todo ello el día de hoy no se va a producir el desahucio. Nos han dado un plazo para poder presentar alegaciones y a partir de ahí vamos a respaldar única y exclusivamente todos los motivos, bastantes, suficiente que tiene mi representada para poder continuar viviendo en su casa, en su morada, donde era la vivienda con sus hijos, donde ha sido la vivienda familiar y el domicilio conyugal», añadía el letrado.

Mainat
Cuatro

«Lo que está se viviendo aquí hay un tema muy amplio y un tema muy grave que poco a poco iremos viendo», detallaba Albertini. «Iremos resolviendo poco a poco iremos sabiendo la verdad de lo que realmente está pasando aquí. Aquí hay un tema que va más allá de lo que todos pensamos. Hay un tema, diría, de xenofobia, de racismo… Hay un tema que va mucho más allá, que todavía no nos imaginamos».

«Estamos ante una historia kafkiana»

El abogado ha anunciado que la mujer de Mainat tiene que personarse en los juzgados el próximo domingo «para resolver sobre su situación personal, es decir, que podría ingresar en prisión. No obstante, nosotros hemos encontrado una serie de contradicciones tan elevadas en el expediente que aquí claramente estamos ante una historia kafkiana. Estamos ante una historia de fantasía». Asimismo, aclaraba que su clienta podría

Angela, por su parte, ha explicado: «No puedo marcharme de la casa porque el día de mañana no les podría mirar a mis hijos a la cara». Aún no se cree todo lo que está sucediendo, pero confía en la justicia: «Todo es incierto, pero estoy positiva y creo en lo que hago».

En su entrevista en ‘El punto de mira’, Angela Dobrowolski acusaba a Mainat de «abuso psicológico, emocional y también físico, público… las humillaciones… Conocí a una persona que nunca antes en la vida había conocido». Asimismo, hablaba de su deslealtad a Mainat: «Mi infidelidad sí que ha cambiado muchas cosas pero no creo que fuera causa de nuestro problema, sino consecuencia. Y el día que salgo de este matrimonio es el día en el que me dice que no me quiere y que se quiere divorciar».