La hija de Rocío Jurado podría pasar las primeras Navidades sola, sin la compañía de las Campos, por culpa principalmente de las medidas anti Covid-19. Analizamos las opciones que tiene Rocío Carrasco para estas fiestas tan atípicas.


La crisis del coronavirus ha hecho que el 2020 sea un año muy complicado para todos los españoles. Ha cambiado radicalmente nuestra forma de vida y por supuesto, hará que también cambiemos nuestra forma de celebrar las Navidades, con el fin de evitar los contagios durante los encuentros familiares. Esto ha sido durante semanas objeto de debate en las mesas políticas de los medios de comunicación, ya que el Gobierno ha demostrado una falta de determinación que ha provocado mareo y dudas entre los españoles.

Esto es lo que le ha pasado a Rocío Carrasco, que está hecha un mar de dudas. La hija de Rocío Jurado desconoce si puede o no celebrar las Navidades con las Campos, el círculo de amigas con las que más planes hace. Pero las declaraciones de Salvador Illa, ministro de Sanidad, sobre los encuentros entre familiares y/o allegados han sembrado todavía más las dudas entre las personas que normalmente celebran estas fechas con amigos.

La figura del allegado ha sido muy polémico durante semanas. Muchas personas no celebran los días de la Navidad con su familia, sino con sus amigos. La duda está en la definición de allegado. Según Illa, un «allegado es una persona que sin tener una relación familiar clásica con otra persona pues tenga una vinculación sentimental muy determinada. Eso es lo que hemos querido decir», explicaba hace unas semanas después del revuelo mediático que provocó que incluyera en sus palabras este término.

Rocío podría no poder reunirse con las Campos esta Navidad

© Gtres.

Y es que sus palabras trajeron cola. De hecho, muchas autonomías, como Andalucía, preferían no incluir el término allegado y dejarlo solo en encuentros familiares, para evitar así que el círculo se amplíe en caso de que haya contagios durante los encuentros sociales de estas fiestas. Esto le ocurre a Rocío Carrasco, que aunque las Campos no son parte de su familia, sí son parte de su círculo más cercano y estrecho.

Rocío Carrasco suele quedar con ellas, pero quizá no lo suficiente como para ser considerada allegada. Este es el motivo principal que podría llevar a Rocío Carrasco a no saber qué hacer estas Navidades. No hay duda de que el hecho de que no se pueda reunir con ellas será un duro golpe, ya que son uno de sus apoyos más incondicionales desde hace años.

Unas fiestas que suele pasar con ellas

Las cenas de Navidad de las Campos siempre han trascendido a la prensa. La familia se ha reunido todos los años, algo que por supuesto este año no ocurrirá. El pasado año, María Teresa Campos, Carmen Borrego y su marido, José Carlos Bernal, Terelu Campos, su hija Alejandra Rubio, y su novio, Álvaro Lobo, se reunían para celebrar el inicio de las fiestas. Allí, Terelu confesaba que aún no lo tenía claro, pero que Rocío podría pasar la Nochevieja con ella.

Sin embargo, este año es muy diferente, ya que todo hace indicar que Rocío Carrasco, que no se habla con casi ningún miembro de su familia, decida quedarse en casa para evitar los contagios. Normalmente se reunía con las Campos, pero el hecho de que María Teresa Campos sea una persona de riesgo, hace que la presentadora de televisión sea radical y reduzca al máximo sus encuentros familiares.

© Gtres.

Sus hijos pasarán la Navidad con su padre

Por su parte, sus hijos, Rocío Flores y David, con los que Rocío no tiene relación desde hace años, se reunirán con su familia en Málaga, lugar en el que residen acompañados de sus padre, Antonio David Flores. En este terreno surge otra duda fundamental. Y es que la joven tomaba la decisión de independizarse hace unos meses en compañía de su novio, Manuel Bedmar. Pero lo cierto es que durante todo este tiempo se ha reunido con su familia más cercana.