La cantante ha empezado el verano con un posado en bikini junto a una acompañante de lo más especial, su hija, con la que disfruta de sus vacaciones más especiales.


Edurne está viviendo su verano más increíble. Es el primer verano para su hija Yanay, que nació el pasado 4 de marzo, llenando de feliz su vida y la de su pareja, el portero de fútbol David de Gea. Justo cuando cumplía cinco meses de vida, la cantante ha querido compartir su posado piscinero en bikini junto a su hija, que posa de lo más divertida con sus gafas de sol.

«Este año, en mi foto postureo piscinero, se ha colado una espontánea de 5 mesecitos!!☀️🥰💕 Aprovecho para felicitaros el santo a todas mis tocayas!! 💛 #FotoPostureoPiscinero2021 #Verano2021 #MiBebita #Yanay«, ha escrito Edurne junto a unas fotos de cómo ha disfrutado en compañía de su hija de un baño en la piscina de su casa.

No ha querido dejar de hacer su posado en bikini, con el que normalmente inaugura la temporada de verano. Ha demostrado no solo que este año es diferente, sino que además, ha mostrado lo rápido que se ha recuperado del embarazo. Edurne luce un tipazo apenas cinco meses después de haber dado a luz a su hija.

Edurne ha compartido un posado de verano con su mejor acompañante

© Redes sociales.

Con un bikini de cuadritos rosas y blanco, Edurne demuestra que haber llevado una buena alimentación y haber hecho deporte de manera constante tras dar la bienvenida a su hija, su cuerpo ha conseguido volver a su estado natural en poco tiempo. «Guapa», «Bella», «Bonita». Estos han sido los comentarios que ha recibido la cantante en su publicación.

Pero la foto con su hija no ha sido el único posado que ha compartido en sus redes sociales. A la pequeña la vemos lucir de lo más divertida con unas gafas de sol, imitando a su madre, que también las lleva. Y es que ha querido integrar en otra instantánea a su perro, que la mira mientras la cantante posa para la cámara.

Su mascota también ha presumido de perfil en una foto

© Redes sociales.

El deporte y la buena alimentación no han sido sus únicos aliados. Edurne también sacó fuerzas al poco tiempo de dar a luz a su hija para incorporarse al trabajo. Esto le ha ayudado a mantener una rutina de lo más activa, lo que ha hecho que no se acomode en casa. Inmersa en el trabajo, la cantante no ha obviado sus obligaciones como madre primeriza. De hecho, desde que llegara su hija al mundo, no ha parado de compartir publicaciones de ella.

Cada vez que ha cumplido un mes, Edurne le ha dedicado una bonita declaración de amor a su hija. Y es que no puede estar más encantada con la etapa que está viviendo. «Y de repente llega el verano más bonito de mi vida», decía a finales del mes de junio, cuando inauguraba sus mejores vacaciones.