«Pero nos queremos bien, nos queremos fuertes, nos queremos estables y nos queremos felices», anuncia la influencer.


A principios de julio, Dulceida hacía partícipe a sus seguidores de la crisis sentimental por la que estaba atravesando con su pareja, Alba Paul. Entonces, la influencer aseguraba que tan solo se trataba de una separación temporal para poder sanar su relación y pasar así el verano distanciadas. Sin embargo, después de llegar a su límite y volver totalmente recuperada, Aída Domenech ha confirmado que ya no hay vuelta atrás y ambas comenzarán a vivir sus vidas por caminos separados. 

© Redes sociales.

Este viernes, Dulceida hacía uso de sus redes sociales para confirmar una noticia que no le hubiera gustado dar, una decisión que le ha costado tomar y escribir para hacerlo público. «Alba y yo hemos decidido seguir nuestros caminos por separado. Han sido unos meses muy duros, tristes, de conversaciones infinitas y la decisión más difícil que hemos tomado nunca. Pero nos queremos bien, nos queremos fuertes, nos queremos estables y nos queremos felices«, anuncia.

La influencer asegura que está dolida por ver que el amor que existía entre amabas como pareja se había acabado, pero insistía en que seguirán manteniendo una gran amistad gracias a la relación que han mantenido desde hace años. «Hemos compartido nuestra historia con vosotros desde el principio, la historia de amor más bonita que conozco, un amor tan real, tan de verdad, de película. Un amor que me ha cambiado la vida, con el que he crecido y aprendido y he sido la persona más feliz del planeta. Un amor que ha traspasado fronteras y ha dado fuerza a muchos. Gracias por acompañarnos siempre y por querernos bien», proseguía.

Dulceida hace hincapié en que tanto ella como Alba deben tomar caminos por separado para poder centrarse en ellas mismas y «volar por separado«. «Gracias por todo lo que me has dado y lo que me has hecho sentir, por hacerme mejor persona, por ser mi equilibrio y por estos 7 años de hacer muchos de mis sueños realidad. Siempre serás mi cacaolat por las mañanas», finalizaba.

A lo largo de los últimos meses, tanto Dulceida como Alba pidieron a sus seguidores que fuera comprensivos y que les ayudaran a hacerles más fácil el nuevo rumbo que había tomado sus vidas. «Necesitamos que no juzguéis ni hagáis daño porque estamos muy sensibles y cualquier comentario nos duele más de lo normal«, admitía el pasado mes de julio.

«Es de las situaciones más difíciles que he tenido que vivir»

Por su parte, Alba Paul también compartía una foto junto a Dulceida en su cuenta de Instagram y reconocía que estaba pasando por una de las situaciones más difíciles de su vida. Sin querer abrirse en profundidad y guardarse así sus sentimientos más íntimos para ella, la influencer confesaba que necesitaba desahogarse de forma pública. «Lo hemos pasado muy mal, hemos intentado luchar, pero a veces no es suficiente y hay que saber hasta donde uno puede llegar y dejar que cada cual siga su camino. Este amor ha sido de verdad, para mí el más bonito, de película. Duele mucho pensar que acaba, pero hay que dejar volar cuando te das cuenta que no se puede más. Se trata de saber querer bien, de apartarse a tiempo antes de hacer daño», escribía.