Su paso por la primera edición de Operación Triunfo supuso su salto a la fama, tras el que luego pasó a integrar el grupo Fórmula Abierta sin cejar en su empeño de triunfar en solitario. Pero los últimos años han sido muy duros para Mireia Montávez, de 39 años. Unas declaraciones de su exmarido, Antonio Rodríguez, de 45, han puesto de manifiesto su complicada relación, con una demanda de maltrato de por medio, y una delicada situación económica que la ha llevado a trabajar como limpiadora en una empresa alimenticia. En este nuevo número de SEMANA, que ya está a la venta, podéis encontrar la entrevista más difícil a la que se ha enfrentado la artista… Mireia estaba nerviosa, con la voz entrecortada y los ojos vidriosos a punto de romper en lágrimas, pero con el firme deseo de explicar su verdad.

Mireia Montávez ha decidido romper su silencio y «contar su verdad» después de las recientes declaraciones que su exmarido hizo contra ella: «Hace unos meses me separé de mi marido con el que compartí 13 años, y he decidido hablar para defenderme de las declaraciones que él hizo recientemente contra mí», nos asegura la cantante que va a revelar el episodio más duro de su vida. La artista nos cuenta que denunció a su ex por malos tratos y que no es la primera vez que rompen su relación, aunque le dio una segunda oportunidad porque estaba enamorada.

Mireia Montávez habla de cómo fueron los últimos años con su expareja

«Hace cinco años ya estuvimos separados y aunque luego volvimos, desde entonces, la relación fue casi nula. Yo le dije que le daba otra oportunidad si cambiaba, pero fue peor el remedio que la enfermedad», comienza diciendo antes de relatar lo complicado de los últimos años años. «Han sido unos años muy difíciles en los que me he ido alejando de la gente, de mi trabajo, perdí la ilusión… Él no quería que hiciera nada sin él y psicológicamente sentía que no valía nada cuando era todo lo contrario. Porque he sido yo la que estos últimos años ha mantenido la casa subiéndome al escenario, aunque él dice que le he arruinado», explica.

Redes sociales

Además, cuenta a SEMANA la denuncia de malos tratos que le interpuso a su ex: «La denuncia la puse en marzo unos días después de irme de casa. Ya no podía más… En un mes llegué a perder casi 15 kilos y mis hijos estaban muy mal psicológicamente, no querían salir de su habitación. Él me decía que me fuera yo. Una tarde la abogada me dijo que, llegados a ese punto, cuando él volviera esa noche, no estuviéramos en casa. Así es que, en una hora, cogí a mis hijos, algo de ropa y nos fuimos».

Después, las cosas no fueron mucho más fáciles. Al contrario. Todo se fue complicando: «Quise volver a casa a por mis cosas, pero no me dejó. Cambió la cerradura, dio de baja mi teléfono, sacó todo el dinero de la cuenta común y sentí mucho miedo. Cada día iba a más y todo eso lo denuncié, aunque la jueza dijo que lo daba por nulo porque le faltaban pruebas. No sé qué más necesitaba porque yo probé todo y él reconoció que era verdad lo que yo decía. Incluso tengo mensajes en los que dice que me va a arruinar la vida y que “no voy a trabajar nada sin el Antoñito”.

Si quieres leer la entrevista completa, corre a tu kiosco o supermercado más cercano antes de que se agote.