Chabelita Pantoja prefiere no decantarse ni por su madre ni su hermano en la guerra que mantienen desde hace unas semanas y manda un mensaje esperanzador para acabar cuanto antes con esto.


La guerra entre Isabel PantojaKiko Rivera hace que vuelve a aparecer en escena Chabelita Pantoja. La joven ha querido pronunciarse al respecto de todo lo que ocurre en torno a la polémica que hay entre madre e hijo. Eso sí, ha compartido su parecer, demostrando que está entre la espalda y la pared. Aún así, Chabelita se decanta por no añadir más leña al fuego.

Chabelita Pantoja considera que a su hermano se le ha ido de las manos en cuanto a la llamada que hizo a ‘Sálvame’ atacando una vez más a su madre: «Se le ha ido de las manos. Le puedo entender en algunos aspectos», ha empezado explicando. Muchos le han hecho saber a la joven que a ella le pasó algo parecido, algo que ella ahora ha querido desmentir.

«No me siento identificada con todo esto. Mi situación no tiene nada que ver, ni en cuanto a economía ni nada. Me enfadé con mi madre porque la situación fue muy desagradable por lo que pasó con Asraf. Esto pasa por temas económicos», ha aclarado Chabelita Pantoja sobre los ataques que ha recibido en los últimos días.

Chabelita cree que a su hermano se le ha ido de las manos

© Redes sociales.

La joven ha querido desvelar que ha hablado con su madre, aunque ha sido una conversación corta: «Hablé con mi madre por lo de la depresión. Ella estaba destrozada, me dio mucha pena, la entendí. Mi hermano no pensaba decir estas cosas, pero creo que debería de habérselo contado antes», lanzaba a favor de su madre. Hay que recordar que Isabel Pantoja le hizo saber al dj que no debería de haber hablado de su depresión de manera pública sin ni siquiera habérselo contado a su familia.

La cantante está pasando por uno de los momentos más delicados. A la polémica con su hijo se suma el delicado estado de salud de su madre: «La vi destrozada. Paso los fines de semana con ella, yo la llamé y me dijo que prefería no hablar con nadie, que tiene que pensar las cosas. Ella está muy mal, no quiere hablar con nadie. No duerme, no descansa porque está cuidando a mi abuela», declara Chabelita sobre el momento por el que pasa su madre.

No se decanta por ninguno y espera que lo solucionen cuanto antes

© Gtres.

En cuanto a los temas económicos, Chabelita prefiere no pronunciarse. Lo poco que ha dicho sobre la herencia que reclama su hermano a su madre demuestra que prefiere no decantarse por ningún miembro de su familia: «Yo no me he metido nunca en temas económicos ni lo voy a hacer. Hay algo que se nos escapa. Mi madre no está dispuesta a vender Cantora, no es el momento, mi abuela está mal. Entiendo que Kiko tenga esa necesidad, lo puedo entender. Él puede hacer lo que quiera con su dinero. Mi hermano tiene ya 35 años, tiene una edad. Es una cosa que le dejó su padre. Yo también lo reclamaría», dice rotunda pero con cuidado de no dañar a ninguno.

A sabiendas de que es una situación complicada de solucionar, Chabelita cree que esta polémica se resolverá a medio largo plazo. «El problema está, pero es muy complicado solucionarlo. Esta situación es muy desagradable», dice. Aún así, hace públicas sus ganas de que se solucione: «Yo quiero mucho a los dos, espero que se solucione. No quiero decantarme por ninguno, porque cuando yo tuve mis problemas nadie salió a defenderme».

«Cuando yo tuve mis problemas, nadie me defendió», declara la joven

© Redes sociales.

Kiko Rivera parece haber optado por un camino, con el que empieza una nueva etapa en su vida: «En este momento de mi vida estoy buscando hacer exclusivamente cosas que me hagan feliz. El momento es ahora! Ese es mi Lema! Os quiero familia ❤️», escribía Kiko Rivera hace apenas unas horas junto a su look más original y divertido. Y es que no solo tiene un lema muy revelador con la etapa que empieza, también le acompaña su estilismo, con pantalones con caritas de ‘smile’ y una camiseta en la que pone: ‘El amor es mi religión’.

Este testimonio llega apenas unas horas después de que se haya hablado de la herencia del dj y del piso que tiene en San Sebastián de los Reyes. Él exigía a su madre la herencia de su padre para resolver sus problemas económicos. En cuanto al loft que tiene en Madrid, Kiko Rivera desveló hace unos días en qué situación quedó. Kiko intentó vender para solventar sus problemas económicos, pero que su madre le convenció para que no lo hiciera. “Llamé a mi madre y le dije: «mamá tendría un posible comprador. Lo que pasa es que no me da todo lo que pido, pero al menos me quito las letras del piso y es una cosa menos».

¿Cómo quedará toda la polémica? ¿Conseguirán poner fin a la guerra y arreglar todos los temas pendientes?