Diego Matamoros confiesa la operación estética que tenía pensado hacerse pero que no pudo hacer por la emergencia sanitaria que estamos viviendo


Diego Matamoros ha confesado cada uno de sus retoques estéticos. Y es que el hijo de Kiko Matamoros siempre ha mostrado su preocupación por la imagen, ya que ha trabajado a conciencia su cuerpo para tonificarlo. Pero no solo su cuerpo, también ha cuidado con mucho esmero el rostro. El joven ha asegurado en su nuevo canal de MTMAD que es un «chico muy coqueto, que me gusta ir a la última y cuidarme«. Estas han sido las palabras de un Diego que posteriormente ha pasado a confirmar la próxima operación estética a la que se ha sometido.

Diego Matamoros quiere someterse una liposucción

Así, Diego Matamoros ha desvelado que quiere someterse a una liposucción de Alta Definición, «es una técnica que te permite extraer los cúmulos de grasa, yo en mi caso en el abdomen», ha dicho. A pesar de desvelar que quiere someterse a una operación en la tripa, pero ha confesado que «yo siempre he tenido buen abdomen pero en los dos últimos años me he dejado mucho en comparación como estaba yo», cuenta. El hijo de Kiko Matamoros ha querido explicar el problema que tiene con su abdomen: «Se me ha quedado en el abdomen inferior una capa de grasa que no logro eliminar ni aunque baje yo mucho».

Diego ha querido explicar de qué trata esta técnica que se va a realizar en las próximas semanas para tener así un abdomen perfecto: «Lo que hace esta técnica es hacerte una rajita de un centímetro y lo que hace es chupar toda la grasilla que tengamos», ha dicho. Matamoros ha explicado que «yo en mi caso no tengo mucho, pero me voy hacer esta operación porque además de que te quita eso, meten un láser con el que te marca exactamente todo el abdominal como si tú fueras al gimnasio todos los días».

Busca conseguir así una «tableta de chocolate» de infarto

«Es una técnica buenísima. No es como una lipo de antes que solo te quitaban. Ha avanzado mucho», ha desvelado Diego Matamoros. Esta operación a la que quiere someterse la va hacer en su clínica de confianza y el precio es a partir de los 4.500 euros, por lo que el joven va a desembolsar una gran cantidad de dinero para conseguir una «tableta de chocolate» y presumir así de ella.

Tal y como ha asegurado el propio Diego, esta operación la tenía prevista para el pasado mes de marzo pero a consecuencia de todo lo que está pasando no pudo realizársela por lo que esperará unas semanas o incluso meses para ponerse en las manos de los profesionales para esta operación. Matamoros ha explicado más detalles de esta operación que tiene prevista hacerse. Y es que tal y como él ha contado es algo sencillito.