Aunque lleva tiempo distanciado de su hija, el colaborador confiesa qué le parecía su ex: «Me gustaba como pareja de mi hija».


Kiko Matamoros se ha pronunciado sobre la ruptura de su hija Anita con David Salvador. Una ruptura que su hija ha anunciado en la redes sociales. Después de dos años de noviazgo, se les rompió el amor. Así lo ha explicado la joven: «David y yo ya no somos pareja, lo que no quita que nos queramos mucho y nos llevemos bien. Es una persona muy especial para mí. He aprendido y crecido con él. Guardamos el mejor recuerdo de nuestra relación. No ha ocurrido nada concreto, simplemente son cosas que pasan y antes de desgastar la relación hemos preferido parar y así no manchar algo tan bonito».

El colaborador habla de su exyerno: «Me parecía un chaval emprendedor, inteligente, culto»

Anita Matamoros asegura que se encuentra “súper bien” y que está “muy feliz”. Atraviesa una etapa de su vida en la que piensa en todo lo que queda por hacer, así que está tranquila. Al colaborador no han tardado en preguntarle por a la noticia en el plató de ‘Sálvame’. Y aunque leva tiempo sin hablarse con su hija, sí conocía a David. Incluso le resultaba simpático. “Yo a él le tenía mucho cariño y respeto. Las veces que hemos coincidido me parecía un chaval válido, emprendedor, inteligente, culto, un buen lector… A mí me gustaba como pareja de mi hija, pero bueno la vida es lo que es. Tampoco sé mucho más de la historia», ha desvelado.

Sobre su distanciamiento con Anita, ha evitado caer en las declaraciones de siempre. «Mi hija parece que está bien. No voy a hablar más. Yo ya he hablado todo lo que tenía que hablar de la relación con mi hija. Lo que sí puedo decir es que ayer se jugó con la posibilidad de que si había hablado o no pero es falso. (José Antonio) Avilés sacó un conejo de la chistera y nada más”.

Así habla de su papel como padre: «A veces no he estado a la altura de las circunstancias»

Una vez más, Matamoros se ha pronunciado sobre su papel como padre. Un rol que no siempre ha desempeñado como le hubiera gustado. «A veces no he estado a la altura de las circunstancias y en otras ocasiones he estado por encima de las circunstancias», aseguraba.

Consciente de que ha cometido errores en sus peleas con algunos de sus hijos, zanjaba: «No necesito la absolución de nadie, me la doy yo». Sus compañeros le preguntaban por qué desea tener un hijo con Marta López tras las malas experiencias pasadas con Diego o Laura, por ejemplo. «Hay cosas que compensan…. Yo no me arrepiento del padre que he tenido a pesar de que tuve… Y sin embargo le quiero mucho, le agradezco la protección que me dio y estoy muy orgulloso de él. No soy tan imbécil de decir que mi papá y mi mamá son los mejores del mundo… Posiblemente vuelva a nacer para pagar lo mal padre que he sido«, concluía.