Actualmente la intérprete afronta una etapa de profunda serenidad alejada de los escenarios a los que dijo adiós después de seis décadas.


A sus 82 años, Concha Velasco puede presumir de haber escrito su nombre con letras dorados en el mundo de la interpretación de nuestro país. Erigida como una de las actrices más laureadas y a la vez queridas, la intérprete sopla las velas estrenando nueva vida y alejada, por primera vez, de los escenarios a los que dijo adiós el pasado mes de septiembre. 

Foto: Gtres

La vallisoletana, que comenzó su dilatada trayectoria con 15 años, se ha despedido de las tablas pasados los 80. Se ha jubilado de una profesión a la que ha amado profundamente a lo largo de su vida y que tanto le ha dado. No es el único cambio que ha realizado en los últimos meses, también se ha mudado de casa para estar más arropada por los suyos. El objetivo de este cambio es permanecer muy cerca de sus hijos, Manuel y Francisco. «Se va a cambiar de casa para que esté aún más cerca de mi hermano Paquito y de mí, también de su nieto y con su perrita. Para que esta transición hacia la jubilación dorada que se merece esté más acompañada por nosotros», afirmaba recientemente uno de sus hijos a ‘Vanitatis’.

Actualmente la intérprete afronta una etapa de profunda serenidad y alejada de posibles malentendidos. Sus últimas declaraciones sobre la situación económica que atravesaba causaron un importante revuelo y coparon titulares en los medios de comunicación. «He vendido una cubertería por 50 euros para pagar la farmacia», afirmó durante una entrevista con ‘El Norte de Castilla’.

GTRES

Fue entonces cuando su hijo Manuel matizó sus palabras. «Es su forma de hablar, ella vive bien y no tiene ningún problema económico». Quiso subrayar que su progenitora disponía de una buena pensión gracias a todos los años cotizados en la profesión. “No es cierto que mi madre no tenga dinero o viva mal. Mi madre sigue trabajando en una obra de teatro y tiene una pensión estupenda que aún no cobra porque sigue trabajando».

Una trayectoria inigualable

Siempre incombustible, Concha Velasco ha dicho adiós a su público con una obra de teatro escrita por su hijo Manuel, ‘La habitación de María’. Antes de que anunciase su retirada, este señaló a finales del mes de agosto que su progenitora deseaba seguir al pie del cañón y no quería ver su agenda vacía. «No está preparada para no tener nada qué hacer. Lleva desde 1959 trabajando sin parar”. 

Foto: Gtres

Pocos artistas de nuestro país pueden presumir de tener una trayectoria comparable a la de Concha Velasco tanto en cine, teatro como en televisión. Ha participado en más de 80 películas, sobre las tablas ha vivido algunos de los momentos más bonitos de su carrera y en la pequeña pantalla ha formado parte del elenco de series como ‘Teresa de Jesús’, ‘Motivos personales’, ‘Velvet’ o ‘Las chicas del cable’. Recibió el Goya de Honor en 2012 y la Medalla de Honor del Círculo de Escritores Cinematográficos en 2009.