Este fin de semana, Ana María Aldón sorprendía a todos en ‘Viva la vida’ después de hacer un llamamiento público a su marido, José Ortega Cano, para exigirle su lugar y dejaba así la puerta abierta a una posible crisis en el matrimonio. «Sé que no soy Rocío Jurado, pero soy persona», exclamaba y le pedía que disfrutaran de la vida. Horas más tardes, parece que el diestro ha respondido a su grito desesperado. La colaboradora de televisión ha compartido a través de sus redes sociales el plan del que han podido disfrutar en la tarde del domingo.

Ana María Aldón, José Ortega Cano
Redes sociales

Después de dejar a su hijo en tenis, Ana María Aldón y José Ortega Cano, y Marina (su asistenta) han disfrutado de un plan de lo más tranquilo en una cafetería de la capital. Consciente del revuelo que han provocado sus palabras, la diseñadora de moda ha compartido en sus redes sociales un vídeo en el que se les podía ver de lo más felices tomando un café. En concreto, el padre de Gloria Camila Ortega ha apostado por endulzar su tarde y paliar el calor con un helado de chocolate.

Con este plan, Ana María Aldón confirma así que su marido está dispuesto a vivir la vida, tal y como ella lo pidió en el plató del programa de Telecinco. Aunque no atraviesan por su mejor momento, lo cierto es que demuestra que el diestro está de lo más pendiente de todo lo que dice su mujer en televisión. El sábado por la noche, Gloria Camila Ortega también dejaba claro que la relación de su padre con la colaboradora estaba bien y no quería entrar en detalles.

Ana María Aldón no está dispuesta a caer de nuevo en «el pozo de la depresión» y considera que ha llegado el momento de disfrutar de la vida junto a su marido. La colaboradora de televisión tiene ganas de salir, bailar, divertirse y trabajar. Sin embargo, reconoce que está en un punto vital muy diferente al de su marido.

La reclamación de Ana María Aldón a José Ortega Cano

Aunque niegue que su matrimonio esté pasando por una fuerte crisis, Ana María Aldón reconoce que está desanimada y algo aburrida. El punto de inflexión llegó cuando José Ortega Cano se sentó en ‘Viva el verano’ y dejara claro que seguía enamorado de Rocío Jurado. A pesar de que sabe que tiene su lugar junto a su marido, la diseñadora de moda le pide poder seguir disfrutando de la vida. «Yo no soy Rocío Jurado, pero soy persona. Quiero sentir que hago dichoso a mi marido y que es feliz conmigo», llegó a exclamar para sorpresa de todos y cada uno de sus compañeros.

Unas palabras que sus compañeros valoraban un día después y aseguraban que, quizá, en los próximos meses se podría producir una separación entre ambos. En concreto, era Kiko Matamoros quien explicaba que había visto mal a su compañera y que no llegó a imaginar que pudiera hacer ese alegato en televisión.