Will Smith está en boca de todos, pero a diferencia de años atrás, esta vez no es precisamente porque luzca un cuerpo de infarto coronado por unos abdominales de acero con los que poder secar la ropa limpia. No. Esta vez por todo lo contrario y es que el afamado actor ha compartido unas imágenes en las que aparece con la habitual barriga de la felicidad, esa que le salen a los hombres cuando se rinden a la buena vida, despreocupándose por lo que come mientras dejan a un lado el deporte y cualquier actividad física. Vamos, que ha engordado visiblemente, lo que ha supuesto un gran revuelo en las redes sociales que lleva coleando desde hace días y es que Will Smith, viendo la repercusión, continúa cebando los comentarios de su desaparecido cuerpazo con más fotos y mucho humor. A él no le importa su físico o al menos eso es lo que quiere transmitir al mundo, demostrando que por delante de un cuerpo bonito prima la felicidad.

Vídeo: Instagram

Es aquí donde entra en juego Arnold Schwarzenegger, el afamado actor de ‘Terminator’ que dio el salto a la política como gobernador de California. Él es uno de los 53,2 millones de seguidores de Will Smith, además de un amigo, lo que le facilita tomarse libertades a la hora de gastarle bromas ante una divertida audiencia: “Will, pobre bebé, estoy llorando por ti, aunque todavía estás en mejor forma que el 90% de Estados Unidos. Sigue bombeando”, le dedica con mucha guasa, jugando con la posibilidad de que esa barriga que luce con orgullo Will Smith pudiese asemejarse al de una mujer embarazada. Vea el vídeo en el que el actor luce con orgullo su nuevo físico, ese que presentó con un mensaje que ha causado furor: “Voy a ser sincero con todos, estoy en la peor forma de mi vida”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Will Smith (@willsmith)