Cristiano Ronaldo está haciendo frente a uno de los peores momentos de su vida. Este martes se ha conocido que su progenitora, Dolores Aveiro, ha sido ingresada esta madrugada después de sufrir un ictus. Está hospitalizada en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro hospitalario Doctor Nelio de Mendonça de Frunchal (Portugal) y, aunque han trascendido pocos detalles sobre este problema de salud, varios medios lusos aseguran que «se encuentra estable y consciente«.

View this post on Instagram

Family’s lunch ❤️

A post shared by Cristiano Ronaldo (@cristiano) on

Llegó al hospital después de las cinco de la mañana, lugar en el que le fue detectado un trombo que el equipo médico le trató de eliminar desde su ingreso. Sin embargo, todavía es pronto para saber su evolución. Un terrible susto sobre el que, por el momento, el futbolista no se ha pronunciado, ni siquiera a través de sus redes sociales y sobre el que sus seguidores están muy pendientes. A sus 65 años, Dolores está rodeada de sus familiares, quienes la apoyan en esta difícil etapa.

Hace poco tiempo que la madre de Cristiano se confesó públicamente sobre el mal momento de salud al que debía hacer frente. Y es que padece cáncer por segunda vez: «Me operaron del otro pecho en Madrid, he hecho radioterapia y ahora estoy luchando por la vida». Enfermedad que le fue diagnosticada en el año 2007 y contra la que lleva años luchando con mucho ahínco.