La icónica actriz de Sexo en Nueva York ha sido vista en su nueva tienda de Nueva York en compañía de su hija pequeña, Tabitha


Sarah Jessica Parker, pese a los malos tiempos que corren, ha abierto una nueva tienda de su firma de zapatos, en la que antes era la antigua sede de Manolo Blahnik en pleno corazón de Manhattan. La ganadora de cinco Globos de Oro e icono de estilo, está gozando del éxito de su marca y acude frecuentemente a su nuevo espacio para supervisar todos los detalles. Recientemente la intérprete recibió una visita muy especial. La de su hija pequeña, Tabitha, que acudió por primera vez a conocer la nueva tienda de su madre.

Parece que en tiempos de coronavirus la línea de calzado de Sarah Jessica Parker sigue viento en popa. Y no es para menos, la mujer de Matthew Broderick se encarga de todo lo que tiene que ver con su tienda, incluido asesorar a sus clientas. Ahora que posee una espectacular tienda en plena Quinta Avenida de Nueva York, la actriz se deja ver a menudo por el espacio, provocando la euforia de sus seguidores. Eso sí, consiente de los tiempos que corremos, Sarah además de ir con mascarilla, procura guardar en todo momentos  las distancias de seguridad. Una vez allí, la ganadora del Globo de Oro atiende a su público e incluso les asesora a la hora de elegir el zapato ideal. SEMANA ha sido testigo en alguna ocasión de como la misma Sarah Jessica ha hincado el pie y nos ha colocado ella misma sus preciados zapatos.

Esta semana la actriz ha querido que su hija conociera de primera mano su nueva tienda, algo extraño en ella, ya que aunque nunca ha evitado ser fotografiada con sus hijos, lo cierto es que no suele aparecer con ellos en sitios públicos. Sarah Jessica Parker recurrió hace ocho años a un vientre de alquiler para tener a sus dos gemelas. La popular actriz ya tenía un hijo, y decidió que quería volver a ser madre, pero recurriendo a la gestación subrogada. De esta manera nacieron Tabitha y Marion, sus dos pequeñas, por la cuales Sarah se ha alejado cada vez más de la interpretación, ya que desea pasar más tiempo con ellas y no perderse cómo se van haciendo mayores.

Recibió la visita de su hija pequeña

La celebrity fue captada dentro de la tienda, mientras supervisaba cada uno de sus zapatos, demostrando que se puede lucir con estilo en estos tiempos tan difíciles, todo gracias a su outfit ibicenco y su mascarilla de pedrería. La actriz no pudo ocultar su entusiasmo al ver el éxito que está teniendo su marca entre sus clientas. Ella misma ejerce como modelo de sus propios productos y esto quedó reflejado en el calzado que llevó para ese día, el cual tenía un elegante broche como detalle principal, así como un tacón de 10 centímetros, que no fueron impedimento para que la estrella caminara con fluidez por la tienda.

Su hija de once años, Tabitha, la acompañó durante la jornada y demostró haber heredado la personalidad trabajadora y activa de su madre. Desde los escaparates se podía observar cómo la niña escuchaba con atención los consejos que Sarah le daba. Durante el encuentro se podía ver cómo la actriz abrazaba cariñosamente a la joven y le ensañaba cada una de las estancias de su nueva tienda. Desde que abrió su tienda, Sarah ha permanecido pendiente de ella en todo momento, supervisando cada movimientos y atendiendo a las clientas que la visitan durante esta nueva normalidad.