Carla Barber ha posteado en sus redes sociales cómo ha cambiado su madre, Rosa Barber, tras ponerse en sus manos y realizarse retoques.


Carla Barber comparte muchos de los casos de las pacientes que pasan por sus manos. Los clientes de la canaria aseguran que el resultado cuando se someten a retoques en su clínica son espectaculares y, prueba de ello, la increíble lista de espera que tiene en su centro de la capital. Además de famosos o anónimos, por su consulta también han pasado su hermana o su madre, quienes, por cierto, están muy satisfechas con cómo está su rostro en la actualidad. Aunque los seguidores de la doctora ven que, por ejemplo, su madre luce un rostro terso, una sonrisa perfecta y un semblante muy descansado, lo cierto es que Rosa Barber hace 12 años era muy distinta. Así lo demuestra la fotografía que ha compartido en su perfil de Instagram: «Mi preciosa madre, sus 12 años entre antes y después… medicina estética bien hecha. Mejorando como el buen vino”.

Carla Barber
Redes sociales

Más de una década después Rosa Barber parece mucho más joven, una percepción que han tenido muchos de sus followers. Aunque hay tanto comentarios positivos como negativos en este post, la protagonista de esta fotografía se encuentra muy feliz con cómo ha quedado. «Carlita tienes un don. Guste a quien le guste. Gracias por hacer que las personas que pasan por tus manos mejoren su aspecto físico y con ello su autoestima. Señores, a ser felices y disfrutar de la vida», ha escrito su progenitora. Si bien es cierto que en la imagen Rosa aparece con un gorro y unas gafas de sol, hay algunos detalles en su rostro que han sufrido un cambio brutal. Empezando por su piel que luce mucho más tersa y sin arrugas de expresión, eso sí, hay algo que a Rosa no le ha convencido: no sale favorecida en su imagen antigua. «Traición», ha escrito, bromeando así con su hija.

Carla Barber
Redes sociales

Sus casos han sido en ciertas ocasiones muy polémicos. Además de Rosa, Carla Barber por ejemplo le realizó algunos tratamientos estéticos al que era su suegro, Kiko Matamoros. El colaborador de televisión apareció en el plató de ‘Sálvame’ visiblemente hinchado y con un gesto que extrañó mucho a los espectadores, siendo él mismo quien aclaró a que se debía esto. La primera que jamás ha escondido qué se ha realizado es Carla, quien ha posteado varias fotografías de su evolución, aunque esta no siempre ha convencido a todos. Entre ellos, una rinoplastia, relleno de ojeras, eliminación del bruxismo, bótox en las cejas, relleno de labios, microblading de cejas o apertura de mirada con hilos tensores.