Una joven llamada Miriam asegura haber intercambiado mensajes juguetones con el diestro. Él niega haber tenido un desliz: «A esta señorita no le he tocado un pelo».


Tras el escándalo protagonizado a raíz de su affaire con Cynthia Martínez, sobre la figura de Canales Rivera vuelve a caer la sombra de la infidelidad. Una joven de Cádiz llamada Miriam se ha puesto en contacto con la redacción de ‘Sálvame‘ para contar su flirteo con el torero, quien según su testimonio contactó con ella a través de las redes sociales.

 “Me comentó que le había salido mi perfil en sugerencias. Nunca pensé que tuviera pareja. Él es muy listo… Me escribió por Instagram, me dijo que estaba casado» asegura la chica. “En ningún momento se esconde. La primera vez que quedé con él fue a las 6 de la tarde en el paseo marítimo de Cádiz. Más tarde me dijo que tenía pareja y en mayo volvimos a quedar. Nos enrollamos. Decidí no volver a quedar con él porque no me interesa una persona así. No lo veo mala persona pero como pareja yo no lo quisiera. La última vez que hablé con él fue cuando falleció su tío. Le di el pésame y me dio las gracias por acordarme”.

El torero: «No he tocado a esta mujer»

Canales Rivera ha reconocido que sí ha quedado con Miriam pero que no ha tenido nada con ella. «No considero que haya tenido desliz ninguno. Hay una cosa muy importante que dice, que no me escondo para nada. Es que yo no me tengo que esconderme para nada. Quedé un día con ella. Es amiga de la pareja de un íntimo amigo mío. En alguna ocasión me llamaron para ir a cenar juntos y yo le dije por activa y por pasiva que yo tenía pareja«, explica el colaborador.

«No me tengo que esconder de nada, en absoluto. Yo a esta señorita no le he tocado ni un pelo, en absoluto. No ha tenido nada conmigo. Solo estuvo un día tomando un café conmigo. No iba a decir nada de esto pero me parece de muy poca vergüenza, irrespetuoso, de mal gusto y todo lo que vende es mierda. Prestarse a esto después de lo que yo he pasado hace seis meses», se quejaba el diestro. «Si yo la he tocado o no, me tienen que matar. No he tocado a esta mujer y no he tenido ninguna relación con ella».

Telecinco

La parte más engorrosa del testimonio de Miriam tiene que ver con los mensajes que ha intercambiado con ella a través de Instagram. Conversaciones en las que el gaditano se dirige a ella como «bichi» o en las que sugiere ponerse «el traje de Spiderman» en caso de quedar con ella. Un tono juguetón que el colaborador no ha negado.

«Ahora viene a tocarme las pelotas»

«La conversación existe, pero que de ahí pueda demostrar que yo la he tocado… Mis amigos han asegurado que está mal de la cabeza. Ahora viene a tocarme las pelotas después de tanto tiempo«, se defendía. «¿Quién no ha tenido una conversación y dice gilipolleces? Los mensajes están ahí y me parece muy injusto que se preste a estas cosas».

 

El programa emitía imágenes de su cita con Miriam. Unas fotografías tomadas, al parecer, por una tercera persona avisada por la joven. O eso es lo que cree Antonio Canales. «Ella ya venía con alguien a que le hiciera una foto. ¿Vienes al año y medio a tocar las pelotas?», se quejaba.

SEMANA

No es la primera vez que una mujer confiesa en televisión haber tenido un escarceo con Canales Rivera. El pasado mes de diciembre, el torero tuvo que hacer frente al testimonio de Cynthia Martínez, una modelo y presentadora que aseguró que habían mantenido un encuentro sexual en hotel madrileño. Sus declaraciones le costaron su ruptura con su novia, Isabel Márquez, quien puso punto final a su idilio tras destaparse su deslealtad. Después de varios meses distanciados, la pareja decidió darse una segunda oportunidad.

Canales Rivera y sus líos amorosos

Pero poco duró la paz para el primo de Kiko Rivera. Porque otra joven de Palma de Mallorca, de nombre Martina, afirmaba tras reconciliarse con su novia que mantuvo una relación telefónica con Canales cuando aún estaba con su pareja. Una vez más, su relación se tambaleaba. En esta ocasión, el matador no está dispuesto a reconocer intención alguna más allá de un tonteo. Vuelve a peligrar, y mucho, su noviazgo con la empresaria de Toledo con la que empezó a salir hace más de dos años.