Blanca Suárez visitó uno de los rascacielos más emblemáticos de Bangkok, a más de 700 metros de altura, y la visita no salió como esperaba


Blanca Súarez está disfrutando de unas vacaciones en Tailandia. La actriz primero estuvo en Bangkok donde pudo disfrutar de algunos de los lugares más emblemáticos de la capital tailandesa. Blanca visitó los templos más importantes, como el Gran Palacio o el Templo Esmeralda, además de disfrutar del ambiente nocturno de la calle Khaosan, una gran calle repleta de luces, bares, tiendas y puestos de comida callejera.

A pesar de la belleza de los templos de Bangkok, hay una nueva atracción turística que se ha puesto de moda entre los turistas: el rascacielos MahaNakhon, donde hay una plataforma de cristal donde te quedas como suspendido en el aire. Hasta allí fue Blanca Suárez para intentar disfrutar de unas vistas increíbles y sacarse una fotografía envidiable para todos sus seguidores. Pero las cosas no salieron como ella pensaba.

El susto de Blanca Suárez en un rascacielos de Bangkok

Tras esa fatídica visita, Blanca contó qué había ocurrido cuando intentó asomarse a la terraza de cristal, que se ha convertido en uno de los lugares favoritos por los turistas. Subimos a la torre más alta de Tailandia y decidí pisar una pasarela de cristal. Una idea muy chuli en mi cabeza, pero…”, ha comenzado explicando la actriz en sus stories.

«Me quedé ahí sentadita con las piernas temblandointentando, decentemente, hacerme la normal. Final: tuvieron que venir a sacarme porque era incapaz de dar un paso a ninguna parte”, ha sentenciado. Y es que lo cierto es que a pesar de que las vistas son increíbles, si tienes vértigo, puede ser una de tus peores pesadillas, ya que estás a más de 700 metros de altura. 

Continúa con su periplo por el país asiático: ahora al Norte

Tras visitar la ciudad de Bangkok, Blanca ha viajado al norte del país: a Chiang Mai. En esta zona podrá disfrutar más de la naturaleza asiática y visitar uno de los hospitales de elefantes. Además, a tres horas de Chiang Mai también se encuentra Chiang Rai, donde se encuentra el Templo Blanco, uno de los escenarios más especiales del país.