Belén Esteban está más cerca de recuperarse. Tres semanas después de su aparatosa caída, la colaboradora de televisión ha revelado cuál es su parte médico, así como todos los detalles de su intervención quirúrgica. Tras romperse la tibia y peroné, los médicos han decidido colocarle «dos placas y 20 tornillos», tal y como ella misma ha contado este martes. Aunque parece estar mucho más positiva que al principio, lo cierto es que Belén necesita tiempo y espacio para poder hacer frente a un proceso que apunta como lento a la par que complicado. «Quiero dar las gracias a todo el mundo por las innumerables muestras de cariño. No sabéis cómo os lo agradezco. Perdonad por no poder contestar a vuestras llamadas y WhatsApp», dice.

Belén Esteban

Agradecida con el equipo que le ha atendido desde que ingresara en el hospital, Belén asegura que no ha podido tener más suerte con ellos. Pero, ¿cuál ha sido el proceso desde que su tobillo impactara contra el suelo del plató de ‘Sálvame’ el pasado 25 de abril? «Sufrí una caída que me ocasionó una fractura de tibia y peroné con desplazamiento, no me pudieron operar por unas ampollas que me salieron a causa de la inflamación de la pierna, me operaron el día 6 de mayo. La operación tuvo una duración de 2 horas y 45 minutos y en la operación me tuvieron que colocar 2 placas y 20 tornillos. Me realizaron 2 curas en quirófano porque me tenían que sedar«, continúa Belén Esteban.

Belén Esteban

Sin embargo, debe seguir acudiendo a consulta para las curas y para que los médicos sigan de cerca su caso debido a la diabetes que padece. Por ello, pide a la prensa que le dejen el espacio suficiente para hacer llevadero el camino que le queda por delante. «He vuelto a ir al médico para que me hicieran otra cura y afortunadamente todo va muy bien. Quiero dar las gracias a la prensa, pero pido por favor que me respeten cuando tengo que salir de mi casa para acudir al médico, ya que considero que es innecesario que se me fotografíe o que se pretenda que en el estado actual de salud conteste las preguntas de los reporteros. Espero que la prensa no se moleste. De ahora en adelante cualquier noticia referente a mi salud, las daré a través de mis redes sociales. Muchas gracias a todos por comprenderme y apoyarme en estos duros momentos«, añade la empresaria.

No ha sido nada fácil

Belén Esteban ingresó en el hospital el día 5 de mayo para ser intervenida, a pesar de que la operación debía haberse realizado en los días previos. La pierna no se encontraba entonces en condiciones óptimas debido a unas llagas que le había producido la escayola y los médicos prefirieron retrasar la intervención. Ahora, ya en casa, se encuentra recuperándose con el apoyo de su marido, Miguel Marcos, que está siendo un apoyo fundamental para ella.

Belén Esteban