Ana Soria ha revelado cuál la intención de ella y de Enrique Ponce después de que el torero se haya divorciado oficialmente de Paloma Cuevas.


En SEMANA anunciamos en exclusiva hace un año que Paloma Cuevas y Enrique Ponce habían puesto punto y final a su matrimonio tras 24 años casados. A pesar de parecer ante los medios que eran una pareja idílica, su amor se acabó y emprendieron caminos por separado. Su proceso de divorcio se ha dilatado en el tiempo hasta ahora, en concreto, hasta el 16 de julio, fecha en la que se ratificó. Aunque ambos aseguran que hay una relación cordial y que, de algún modo, seguirán siendo siempre familia, quien se ha pronunciado ahora ha sido Ana Soria. La joven ha explicado cuál es tanto su intención como la del diestro a partir de ahora, justo semanas después de que el torero anunciara su retirada. “Queremos quitarnos de en medio y vivir nuestra vida tranquilos”, dice la estudiante de Derecho. 

Foto: Instagram

Sus palabras llegan tras la exclusiva que ofreció Paloma Cuevas en una conocida publicación tras el divorcio con Ponce. Precisamente hay quien piensa que en sus declaraciones podría haber un zasca hacia la empresaria: “Nosotros somos más de playa que de hablar de nuestra vida, pero cada uno que haga lo que quiera». En conversación con La Razón, Ana Soria deja claro que no quieren entrar en guerras y que tan solo hablarán en momentos excepcionales para aclarar falsos rumores como su supuesto embarazo. Ni ella ni Ponce desean ser padres de momento y, por el momento, tan solo desean centrarse el uno en el otro.

Para alejarse de las polémicas, los dos han desaparecido de Instagram, red social en la que recibían multitud de críticas hasta tal punto que desactivaron los comentarios en el universo 2.0. Primero uno y luego el otro borraron sus perfiles con el único fin de vivir sus vidas con tranquilidad, una premisa que persiguen desde hace tiempo. Quien también quiere dejar atrás parte de su vida son los padres de Ana, que hace algunos meses pusieron a la venta la casa que poseen en Almería. Eso sí, se niegan a rebajar el precio que fijaron para ella y siete meses después de que la publicaran en un portal inmobiliario, aún no han logrado comprador.

© Gtres.

En otro orden de cosas, Ponce sigue sin pronunciarse acerca de sus planes en la música. Aunque anunció que estaba inmerso en la grabación de un disco, poco más se supo después de este proyecto en el que tantas ilusiones había puestas.  Según nos desvela Materia Prima -quien ha producido, compuesto y dirigido el disco-, se encuentra en el mismo punto que hace algunos meses, lo que se traduce en que Ponce no ha dejado el mundo de los toros por la música. Son 10 canciones que «son auténtico espectáculo» y que conquistarán a la audiencia. Ponce y su equipo están muy emocionados y felices con el resultado obtenido, pero todavía no tienen una fecha en la cabeza. No quieren entrar a valorar cuál es el freno para que vea la luz, eso sí, insisten en que ha sido un placer trabajar con el torero. Son muchas las expectativas puestas en él como cantante, prueba de ello, la opinión de algunos críticos musicales.