Ana Boyer y Fernando Verdasco han encontrado un hueco en su agenda para bautizar al fin a su hijo, rodeado de sus familias. Eso sí, no han querido hacer demasiado ruido con la ceremonia


El secretismo rodea al bautizo del hijo de Ana Boyer y Fernando Verdasco y es que todo hace indicar a que la hija de Isabel Preysler y el tenista han bautizado a su vástago este jueves en Madrid,  en la más estricta intimidad. Una noticia no tanto con la intención de preservar su intimidad, sino para sacar el mayor rendimiento a la celebración con la publicación de las mejores instantáneas y los detalles y anécdotas de lo acontecido, tal y como han reconocido fuentes cercanas a la pareja a ‘Informalia’.

La ajetreada agenda de Fernando Verdasco, con numerosos compromisos deportivos que le mantienen viajando de punta a punta del planeta, ha imposibilitado que el tenista y Ana Boyer pudiesen bautizar hasta ahora a su primer hijo. El pequeño ya ha cumplido los 9 meses y siguiendo la tradición familiar, el pasado jueves recibió las aguas bautismales en Madrid, rodeado de sus seres queridos, aunque sin querer hacer demasiado ruido mediático.

La Navidad ha sido el mejor momento que Ana Boyer y Fernando Verdasco han encontrado para hacer coincidir sus agendas para bautizar a su hijo. El parón vacacional del tenista por estas fechas ha posibilitado reunir a sus respectivas familias para celebrar un momento importante en la vida del pequeño.

Si se cumple lo que Tamara Falcó dijo en su día sobre el bautizo de su sobrino, Micky, como así lo llama ella, los padrinos han sido Sara Verdasco, hermana del tenista, y Alejandro Altaba, el hijo mayor de Chábeli Iglesias. Eso sí, por el momento no han trascendido datos al respecto y habrá que esperar a que los padres confirmen no solo el bautizo de su hijo, sino los detalles que habrían rodeado a esta ceremonia que ha unido una vez más a sus respectivas familias por un feliz motivo, como ya hicieron el 7 de diciembre de 2017, cuando Ana Boyer y Fernando Verdasco se casaron.