Alessandro Lequio: "Tamara Falcó e Íñigo Onieva no han consumado el matrimonio"

El italiano cree que en el matrimonio entre Tamara Falcó e Íñigo Onieva no hay demasiada pasión: "No puedes recién casada calificar a tu marido de roommate".

Alejandro Lequio in Madrid

La relación de Tamara Falcó eÍñigo Onieva, ya se sabe, no convence a Alessandro Lequio. Desde que se destaparon las infidelidades del madrileño a la marquesa de Griñón, el italiano se h mantenido firme en su oposición a un idilio al que no ve ningún futuro. Este lunes se ha reafirmado en sus opiniones. Tras la boda de la pareja, la aristócrata ha confesado que la convivencia con su marido es muy fácil, ya que él es "el roommate" perfecto. Unas palabras que han llamado poderosamente la atención del colaborador. "No puedes recién casada calificar a tu marido de roommate. En ningún momento habla de pasión", ha expresado en el plató de su programa.

Alessandro Lequio Bertín Osborne

También te interesará

Lequio sobre la paternidad de Bertín Osborne: "Con 70 años no se tiene un semen de fuerza"

Alessandro Lequio critica "la cursilería de él y la poca pasión" de Tamara

Tamara Falcó con gafas de sol.
Tamara Falcó con gafas de sol. (Foto: Europa Press)

No contento con su 'queja' sobre las declaraciones de Falcó, el italiano ha llegado a afirmar que tiene serias dudas de que el recién estrenado matrimonio hayan dado rienda suelta a su pasión. "Entre la cursilería de él y la poca pasión de ella, es un matrimonio que no sé qué decirte, sinceramente... No puedes calificar a tu pareja como un roommate, como un compañero de piso, de la universidad. Ya lo dije la semana pasada- Sigo convencido de que se fueron de luna de miel sin haber consumado el matrimonio. ¡Aquí lo que tienen que hacer es el tracatrá!", decía, en tono jocoso.

No es la primera vez que Lequio critica duramente a Tamara Falcó y a los que le rodean. Hace unas semanas cargó contra la familia de Onieva, después de que se conociera la noticia del robo de las joyas que iban destinadas a algunos de los invitados a la boda. "La sensación que tengo es que la familia Onieva está irritada porque se ha descubierto que les iban a prestar joyas. El problema que hay es que les da vergüenza que haya salido en los medios que van o iban a llevar joyas prestadas. El cabreo que tienen es absurdo desde el momento que el propio Íñigo ha dicho de quién va a ser el chaqué, de quién va a ser la camisa, de quién va a ser la corbata, de quién van a ser los zapatos... Todo está patrocinado, y las joyas de su familia parece que iban por el mismo camino", decía. Dejaba claro con sus palabras que la actitud de Carolina Molas, madre de Íñigo, y del clan Onieva, dejaba mucho que desear. Esta vez ha ido más allá al lanzarse a afirmar que Tamara e Íñigo no han consumado aún su matrimonio.