Alessandro Lequio ha estado junto a Ana Obregón en algunos de sus golpes más duros. En la pérdida de su hijo o en la muerte de su madre, por lo que llamó poderosamente la atención su ausencia durante el entierro de Antonio García Fernández. Este fin de semana la actriz comunicó su muerte, una partida por la que está destrozada. A su lado, afortunadamente, cuenta con su círculo de amigos, los cuales no le sueltan de la mano y quienes saben lo importante que era para ella su padre. Mientras muchos se preguntan la razón por la que el italiano no se desplazó al Tanatorio de La Paz en Tres Cantos (Madrid), Alessandro ha resuelto la duda frente a las cámaras.

Vídeo: Europa Press

«No me encontraba bien», dice el colaborador de televisión. Aparentemente no hay rencillas, ni ha sucedido nada que le impidiera acudir a este momento tan complicado para su ex. La salud no le acompañó y, por ello, prefirió no ir, según ha explicado Alessandro Lequio, a los periodistas apostados en las inmediaciones a Mediaset. En el vídeo que te ofrecemos en este artículo el tertuliano no solo resuelve esta duda, también explica cómo recuerda él a Antonio García, el empresario que acaba de fallecer a los 96 años. Tan solo tiene buenas palabras hacia él, alguien al que, por cierto, adoraba su hijo Álex Lequio.

SEMANA se ha puesto en contacto con su círculo más próximo para conocer cómo está Ana Obregón. Aunque intentan protegerla y no dan demasiados detalles de su estado, nos transmiten su preocupación al haber perdido al último pilar: «Era ya su único incentivo para el día a día». No le dejaba solo, volcaba todos sus esfuerzos en hacerle reír, en que su frágil salud no se viera del todo resentida: «Estamos preocupados. Álex, su madre, ahora su padre… Ana lleva poco más de dos años sufriendo golpe tras golpe… No sabemos cómo le va a afectar la muerte de su padre. Claro que sabía qué esto era cuestión de tiempo, pero su padre era ahora mismo su único incentivo para el día a día… Tememos cómo puede responder a este nuevo palo. Ella es muy fuerte, pero son muchas muertes en poco tiempo y de las personas más queridas que puedes tener… No vamos a dejarla sola».

Ana Garcia Obregon
Gtres

Cabe destacar que en funeral de su padre, Ana Obregón no estuvo ni un momento sola. Le arroparon sus familiares, también su inseparable Raúl Castillo, alguien al que adora por encima de todo. La actriz llegó compungida, al igual que otros seres queridos como su hermana Celia u otros rostros conocidos como Nuria González o Paloma Lago, que le quisieron mostrar sus condolencias en persona. Donde sí que quiso confesarse acerca del vacío que le acompañaba ahora es en sus redes sociales, donde compartió una carta muy emotiva. «Ahora las tres personas que más quiero en mi vida no estáis aquí conmigo y te juro, Papá, que no sé cómo lo voy a hacer. Es un privilegio y un gran honor ser tu hija. Gracias Papá por tanto», dijo la intérprete.