Alejandro Sanz y Rachel Valdés siguen dando pasos en su relación. Después de haber estado juntos de vacaciones en las playas paradisíacas de México durante un descanso en la gira del cantante, la pareja ha querido hacer oficial su relación en los Grammy Latinos. Es la primera vez que acuden a un evento público juntos, aunque prefirieron posar ante los medios.

Este evento se convierte, por tanto, en el elegido por la pareja para hacer oficial su relación. Y es que Rachel Valdés estaba sentada al lado del cantante, donde también estaba su hija Manuela, que acaba de cumplir la mayoría de edad. Alejandro Sanz tuvo una gran noche en Las Vegas, ya que también recibió un premio por la grabación del año por ‘Mi persona favorita’.

Cuando anunciaron su nombre desde el escenario, Alejandro Sanz no dudó en darle un beso a su hija, que estaba a su izquierda, y después a su novia, que estaba a su derecha. Rachel, muy emocionada, no ha dudado en levantarse del asiento y ha aplaudido muy orgullosa.

«No me había preparado nada esta noche, pero sí me gustaría decir algo. Hoy hace ocho años que mi mamá nos dejó y hoy es su cumpleaños precisamente, así que este es su regalo», comenzaba explicando desde el escenario. «Quiero dedicarle este premio a todo el público que va a mis conciertos, a toda la gente que ha estado en la gira en Estados Unidos, México, España… También a todos los que trabajan conmigo, a todos mis compañeros. Viva la vida, viva la música».