No ha hecho falta sonido, tan solo un vídeo que refleje a la perfección la conexión que existía entre Álex Lequio y su prima, Celia Vega-Penichet. Así ha recordado la joven al que ella consideraba como un hermano después de su partida el pasado 13 de mayo. Tras una larga batalla contra el cáncer, Álex y su familia se despidieron para siempre, sin embargo, no han dejado de hacerle emotivos homenajes a través de las redes sociales. Este último pertenece al 23 de agosto del año 2018, momento en el que se encontraba en Nueva Jersey, mientras Álex recibía tratamiento y lo hacía junto a sus piezas clave. Entre ellas, su prima Celia con quien se fundió en un abrazo con el que ha dejado boquiabiertos a sus seguidores.

Está cargado de ternura y tanto a Celia como a su familia consigue emocionarles pase el tiempo que pase. Tenían un vínculo tan especial que la última publicación de Álex Lequio estaba dedicada a ella, a su prima Celia, quien tras su fallecimiento le dedicó un post en el que confesó nunca haber sentido tanto dolor. «Nunca jamás habrá nadie como tú. Nunca he visto a alguien luchar tanto por vivir. Mi hermanito pequeño, mi alma gemela, mi cómplice y mi socio», escribió después que no lograra superar la enfermedad. Y es que los suyos siempre han recalcado la actitud optimista y el arrojo que siempre tuvo el hijo de la actriz a pesar de todo, tanto es así que en el mencionado vídeo se ve a la perfección la eterna sonrisa que siempre le acompañó.

alex lequio (3)

Celia se convirtió en uno de sus grandes apoyos, al igual que de Ana Obregón, a quien ha visitado en numerosas ocasiones después de aquel fatídico 13 de mayo en el que Álex falleció. La familia trata de ser una piña ante las adversidades y son conscientes de que deben de permanecer unidos para intentar aprender a vivir sin él, una dura tarea a la que se enfrente ahora todo su entorno.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Nunca había sentido tanto dolor. Nunca jamás habrá nadie como tú. Nunca he visto a alguien luchar tanto por vivir. Mi hermanito pequeño, mi alma gemela, mi cómplice y mi socio. Es raro, te acabas de ir pero siento tu energía conmigo como si estuvieras sentado a mi lado como todos esos viernes en tu casa. Te has ido demasiado pronto, teníamos muchos sueños y planes por hacer. Eternos 27 y eterno tú, porque tu huella ha quedado marcada para siempre en todas las personas que te conocían. Mi compañero de superación, de batallas, de aventuras, de conversaciones sobre filosofía, historia, economía, amor, dios, vida… Cómo me gustaba discutir contigo, argumentar y que nos sacáramos de nuestras casillas y de nuestras zonas de confort. De reírnos hasta llorar y de llorar juntos hasta quedarnos dormidos. Nuestras jams sessions, improvisando, yo con la guitarra cantando y tu rapeando como si fuéramos rockstars. Siempre bailamos a nuestro ritmo, fuera del sistema y lo seguiremos haciendo, porque tu energía me da fuerza y estés donde estés, se que me acompañarás para hacer todo lo que habíamos planeado. Quería agradecerte todos los recuerdos que tengo, no hay uno solo de ellos en el que piense y no pare de sonreír (a veces hasta me empiezo a reír sola y la gente me mira raro). Eres el más grande y ahora también eres eterno. On and on, through eternity we will shine. Bros until the world blows, sonriendo, like we always do. I love you forever.

Una publicación compartida de Celia Vega-Penichet (@thegocvp) el

El círculo de Álex Lequio está viviendo uno de los peores momentos de su vida y no dejan de aferrarse a él, de hecho, tanto su madre, Ana Obregón, como su progenitor, Alessandro Lequio le han rendido sus particulares tributos públicamente. Mientras Ana Obregón cambió su biografía en Instagram y pasó a definirse como «mamá de Aless», el italiano no se ha despegado en los últimos días de la camiseta favorita de su hijo o incluso de sus gorras, una seña de identidad en el joven de 27 años. Aunque el colaborador de televisión volvió al trabajo la pasada semana, ya que se reincorporó a ‘El programa de Ana Rosa’, Ana continúa volcada en su familia. De momento, se desconoce la fecha en la que reaparecerá públicamente y es que ahora tan solo está centrada en sobreponerse a un varapalo de este calibre.

La despedida de Ana Obregón

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Mi querido Hijo, Se que nunca te ha gustado que hable de ti públicamente, perdóname , me lo pide el corazón y ahora que tengo un poquito de fuerzas tenía que agradecer los cientos de miles de mensajes de cariño y admiración hacia ti. Tus primeras palabras fueron : “yo solito” antes que papá y mamá. Y tú solito has querido vivir una vida discreta, sin protagonismos a pesar de tus padres famosos. Te has ganado a pulso el cariño de todos los que te conocieron ; primero en el colegio , luego en la Universidad con la beca que conseguiste para estudiar en Estados Unidos que culminaste en tu regreso a España creando una empresa de éxito con 24 años . Hasta que un día apareció la palabra “cáncer “en nuestras vidas. Has luchado valientemente dos años contra esa maldita enfermedad con una sonrisa, colaborando con fundaciones, ayudando y animando con tu sentido del humor a todos los que también la padecían . Te convertiste en su ejemplo . Demasiado noble, generoso , solidario, Único y grande para caber en este mundo. Mi guerrero de la eterna sonrisa a pesar de los dolores , meses de hospitalización , y sufrimiento. Para mí ha sido un honor estar a tu lado de la mano en esta batalla sin descanso , pero también viéndote sufrir sin una queja ha sido la lección de vida más cruel que una madre puede soportar . Tu viaje ha roto el corazón de toda España porque en vida has brillado TU SOLITO como decías de pequeño. Ahora brillas en la eternidad iluminándonos para siempre. Sé que desde ahí arriba quieres agradecer tantos miles de mensajes de amor y admiración inesperados para ti pero que te ayudarán a tu largo viaje. Que puedo decirte hijo ? Que eras /eres mi vida y ahora ya no hay nada. Que perder un hijo es morir y tener la obligación de vivir. Y tú querías vivir , casarte algún día y tener 5 hijos . Muchas noches en el hospital pedimos juntos a Dios que te curara y no nos hizo ni caso. Ahora solamente le pido que pueda volver a abrazarte muy pronto porque te echo insoportablemente de menos. Mi Aless , ha sido y es un verdadero privilegio ser tu madre. Te quiero desde siempre y para siempre. Eternamente. Mamá #GRACIAS ?

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial) el

Este fin de semana fue la fecha en la que Ana volvió a su red social para hacer pública una misiva hacia su hijo, el que ella llama su luz. «Mi guerrero de la eterna sonrisa a pesar de los dolores, meses de hospitalización , y sufrimiento. Para mí ha sido un honor estar a tu lado de la mano en esta batalla sin descanso , pero también viéndote sufrir sin una queja ha sido la lección de vida más cruel que una madre puede soportar. Tu viaje ha roto el corazón de toda España porque en vida has brillado TU SOLITO como decías de pequeño.
Ahora brillas en la eternidad iluminándonos para siempre. Sé que desde ahí arriba quieres agradecer tantos miles de mensajes de amor y admiración inesperados para ti pero que te ayudarán a tu largo viaje. ¿Qué puedo decirte hijo ? Que eras /eres mi vida y ahora ya no hay nada. Que perder un hijo es morir y tener la obligación de vivir. Y tú querías vivir , casarte algún día y tener 5 hijos . Muchas noches en el hospital pedimos juntos a Dios que te curara y no nos hizo ni caso. Ahora solamente le pido que pueda volver a abrazarte muy pronto porque te echo insoportablemente de menos», escribió Obregón sobre Álex Lequio en su perfil.