Tras poner fin a su gira por España, los Reyes viajarán a Mallorca con sus hijas. Cuando concluya su estancia en la isla, -cargada de novedades-, regresarán a Madrid. ¿Han renunciado a sus vacaciones privadas?


Según ha informado hoy la Casa de Su Majestad el Rey, el fin de semana del 7 y 8 de agosto la Familia Real se trasladará a Palma de Mallorca. Tras poner fin a una completa gira por las 17 comunidades autónomas, Sus Majestades don Felipe y doña Letizia viajarán a la isla pitiusa acompañados de sus dos hijas, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía.

Unas atípicas vacaciones en Mallorca

El escrito enviado por Zarzuela señala que la estancia de los Reyes en Baleares «estará caracterizada por una intensa agenda desde el día 10 hasta el día 17, desplazándose a las distintas islas para mantener un contacto directo con los sectores sociales y económicos más afectados por las consecuencias de la pandemia COVID-19, siguiendo la línea de trabajo que les ha llevado durante todo el mes de julio por las diecisiete Comunidades Autónomas». Por primera vez, las fechas en las que viajan a la isla han cambiado. Por regla general solían trasladarse a finales del mes de julio, pero este año lo harán segundo fin de semana de agosto. El motivo de su retraso es que los Reyes han dedicado muchos días a recorrer España para reunirse con las personas y entidades implicadas en frenar el avance de la pandemia del coronavirus. Su largo periplo por el país arrancaba a finales del pasado mes de junio y ha concluido hoy en Asturias.

La Familia Real regresará a Madrid tras sus días en la isla

Otra de las particularidades de su tradicional visita estival a Mallorca es que, en esta ocasión, «no tendrá lugar la tradicional recepción a la sociedad balear en el Palacio de La Almudaina de Palma, sino que serán los Reyes quienes se desplazarán a las islas». Su Majestad el Rey mantendrá sus tradicionales audiencias a las autoridades autonómicas y de Mallorca en La Almudaina, así como el despacho con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Palacio de Marivent, la residencia en la que cada año se aloja la Familia Real cuando viaja a Mallorca. Está claro que sus días en la isla no serán iguales a los de antes. Los cambios en sus planes pueden parecer insignificantes, pero no lo son en absoluto.

Y es que aún hay más novedades. La última y principal diferencia que se producirá en este verano está relacionado con el final de sus vacaciones. «Finalizada la estancia en Palma, los Reyes tienen previsto regresar a Madrid«, reza la nota enviada por Casa Real. Era tradición para Sus Majestades comenzar sus vacaciones privadas una vez que ponían fin a su estancia en Mallorca. Cada verano, Felipe, Letizia y sus hijas viajan a destinos que no suelen trascender nada más cerrar etapa en Baleares.

Este verano, en cambio, volverán al Palacio de la Zarzuela. Su retorno quizás se deba a que aún les queda mucho trabajo por delante. La crisis del Covid-19 ha cambiado por completo el panorama del planeta y desde que estalló la crisis sanitaria global no han parado de trabajar. Su deseo de instalarse nuevamente en el Palacio de la Zarzuela ha hecho despertar las alarmas. ¿Volverán al trabajo? ¿Se quedan sin vacaciones?