La princesa Victoria de Suecia no acierta con su último look: una extraña combinación en tono burdeos que no la hace brillar precisamente.


La última aparición de la princesa Victoria de Suecia no ha sido la más afortunada. No porque haya cometido ningún error de protocolo o nada parecido. Es más, de nuevo la hemos visto acompañada por su marido, Daniel Westling, del que últimamente no se despega en sus compromisos oficiales, quizás para acallar los rumores de crisis que ellos mismos se han encargado de desmentir. La causa es otra, digamos que más banal, pero importante a su modo. Y es que la heredera no tuvo su mejor día… de estilo.

Gtres.

La hija de los reyes Carlos Gustavo y Silvia visitó en Estocolmo la sede la FOS, una organización que reúne 18 ongs de defensa de voluntarios. Llegó caminando junto a su esposo, con buen paso y una amplia sonrisa en el rostro. El sol lucía en la capital sueca, ¿qué más se podía pedir?

Malina.

Para ello escogió un look de primavera con el protagonismo para su vestido midi de gasa estampado. De la firma sueca Malina, fundada en 2010, esta es una de las que más utiliza la heredera escandinava, haciendo patria también a través de la moda. Su precio ronda los 350 euros.

Gtres.

A pesar de que el modelo era bonito en sí mismo (de cuello alto, con manga corta y volante en el bajo), fue la forma de combinarlo lo que no nos convenció en absoluto.

Y es que Victoria de Suecia decidió ponerse por encima una chaqueta de tipo torera, con el cuello redondo, botones forrados y manga francesa. Un diseño que no encajaba con el resto y que, además, le ponía años encima. Tampoco su habitual recogido de cabello ayuda (un moño semibajo desganado)…

El último error del estilismo lo encontramos en el afán de Victoria por combinar todos los elementos de color, apostando a fondo por el burdeos, desde el vestido y la chaqueta hasta los zapatos, la cartera y los pendientes. ¡Incluso su manicura! Este es un detalle algo pasado de moda, ya que tampoco es el ‘color block’ de tendencia, que resta interés al resultado final.

Gtres.

En definitiva, Victoria de Suecia no brilló en esta ocasión todo lo que podía. En sus últimos compromisos ha optado casi siempre por trajes de chaqueta y pantalón, a menudo con blusas lady con lazada, que a ella le quedan muchísimo mejor.

Hace unos días también nos conquistaba con un vestido largo rojo para acudir a la cena de gala con el Cuerpo Diplomático en el Palacio Real de Estocolmo. Sin embargo, este no ha sido su día. Esperemos a la próxima…