Fue una de las invitadas más comentadas en la última Fiesta Nacional, cuando acudió al desfile militar del Paseo de La Castellana de Madrid vestido de arriba a abajo con los colores de la bandera de España. Gafas, collares, pulseras… La infanta Elena hizo gala de un estilo absolutamente particular y muy patriótico.

Doña Elena, a su llegada al Hospital Universitario de La Paz.

Hoy ha reaparecido en el Hospital Universitario La Paz de Madrid, coincidiendo con el Día Internacional Piel de Mariposa, para el acto de presentación oficial de los dos Centros de Referencia que a partir de ahora se ocuparán en profundidad de esta enfermedad: el propio de La Paz de Madrid y el Hospital Sant Joan de Déu-Clínic Barcelona. La Infanta ha asistido como invitada especial, y en calidad de directora de proyectos de la Fundación MAPFRE. Esta entidad está colaborando durante este año con la asociación DEBRA-PIEL DE MARIPOSA a través de la iniciativa Euro Solidario, en la que participan más de 4.600 empleados de MAPFRE en España. 

Para la ocasión ha escogido un traje de chaqueta y pantalón en tono crema, combinado con un top de flores rojo por debajo, y un bolso de ante. El toque personal no le ha faltado luciendo varios collares de colores en el cuello y un original broche con tres mariposas, como símbolo de la lucha contra la enfermedad que trataban, una de las denominadas «raras» o poco frecuentes, que se manifiesta en una extrema fragilidad de la piel. Eso sí, tampoco ha podido resistirse a su afición por el Made in Spain y llevaba al cuello una gargantilla roja y amarilla española. 

La Infanta ha agradecido a los presentes su labor contra esta enfermedad.