La princesa heredera Elisabeth recibe en su universidad a su tía paterna, la princesa Astrid, para lo cual se quita las zapatillas y se enfunda los tacones…


La princesa Elisabeth de Bélgica, hija mayor y heredera de los reyes  Felipe y Matilde, prosigue sus estudios en la prestigiosa Universidad de Oxford, donde cursa la carrera de Historia y Políticas desde el pasado mes de octubre. Durante tres años permanecerá en sus aulas, aunque compaginará su formación académica con sus compromisos institucionales y su preparación militar en su país natal.

Monarchie Belge.

Su anterior aparición pública había estado relacionada precisamente con su formación castrense. Elisabeth nos volvía a sorprender vestida de soldado e inmersa en un cursillo de entrenamiento junto a sus compañeros de la Real Academia Militar, en la que se graduó el año pasado. Una imagen que dista mucho de esta última que nos llega directamente desde Reino Unido.

Desde el campus de Oxford y junto a un rostro muy familiar para ella, el de su tía paterna, la princesa Astrid. Esta se encontraba de visita en tierras británicas en una misión económica en representación de su hermano, el rey Felipe. Durante su intensa agenda oficial, desarrollada a lo largo de cuatro días de estancia, no podía faltar una parada en este centro académico de renombre.

Monarchie Belge.

Evidentemente, no podía dejar pasar la oportunidad de ver a su sobrina y comprobar cara a cara cómo se encuentra después de casi todo un curso estudiando en la insigne institución. Para esta cita, la joven princesa, de 20 años, se arregló de una forma más especial.

Por unos momentos se olvidó de los vaqueros y las zapatillas de deporte, el código de vestimenta más habitual para una estudiante, incluso para ella por muy de la realeza que sea. Y así la vimos luciendo un estilo algo más adulto, en el que destacaba un bonito abrigo en un llamativo color amarillo.

Monarchie Belge.

Bajo esta prenda, la princesa Elisabeth llevaba una camisa blanca, unos clásicos pantalones anchos negros y unas sandalias de tacón alto con el original toque de un par de tiras cruzadas en el empeine.

Elisabeth completaba su look con unos modernos pendientes largos, que eran una especie de cordón retorcido. La princesa mostraba el rostro al natural, sin maquillaje. No hay duda de que estaba muy guapa para recibir a su tía, en una jornada en la que también les acompañaron otras autoridades universitarias: la vicecanciller de Oxford, Louise Richardson; la directora del St Hilda’s College, Dame Sarah Springman; y los rectores de las Universidades de Lovaina, Gante y Amberes.

Monarchie Belge.

El próximo verano la princesa Elisabeth tendrá que volver a ponerse el uniforme para asistir a un campamento con la Real Academia Militar, según confirmó la Casa Real belga recientemente, justo durante el finde semana de entrenamiento que abordó la joven durante la pasada Semana Santa.

Ella es la primera mujer ‘royal’ de su generación en licenciarse en el Ejército, del que en un futuro, cuando sea reina de los belgas, ejercerá como su máxima autoridad en calidad de Jefa del Estado. Por el momento se desconoce si nuestra Leonor de Borbón seguirá este ejemplo acorde a los tiempos actuales.