La Casa Real de los Países Bajos se ha disculpado por sobrepasar los límites en la fiesta de celebración del 18 cumpleaños de la princesa Amalia.


La princesa Amalia, primogénita de los reyes Máxima y Guillermo de Holanda, cumplió 18 años el pasado 7 de diciembre. Y, por supuesto, no quiso pasar por alto dar una gran fiesta para celebrar la mayoría de edad. Así se hizo. Sin embargo, ahora han tenido que recular y pedir disculpas públicas por no haber respetado las normas.

En la parte institucional, la mayoría de edad de Amalia se tradujo en un importante paso para ella al ser introducida por su padre en el Consejo de Estado, tal y como corresponde al heredero de la Corona al llegar a los 18. Fue una ceremonia sencilla, pero pública, en la que la princesa pronunció sus primera palabras.

Casa Real de Holanda.

En la parte privada, el asunto tuvo un cariz muy distinto. La joven invitó a 21 personas a su fiesta de cumpleaños, que tuvo lugar en su residencia, el palacio de Huis ten Bosch en La Haya. En algunos mentideros se habla de hasta 100 invitados. En suma, familiares y amigos íntimos con los que dar la bienvenida a otra etapa vital muy importante.

Parece ser que fue una decisión de última hora, pues la heredera había decidido cancelar el festejo de puertas para adentro. Eso sí, para evitar peligros se optó por hacerlo en los jardines. Hasta ahí todo bien… o casi.

Casa Real de Holanda.

Y es que, como ha hecho notar el Gobierno de los Países Bajos, a la vista del aumento de casos de Covid, el número de personas recomendadas para reunirse se ha restringido a solo cuatro. La princesa Amalia ha sobrepasado ampliamente el límite establecido para todos los ciudadanos, ocasionándose con ello un gran malestar. Ahora justamente se han incrementado las medidas restrictivas en el país, con el cierre de las escuelas y la reducción de horario en restaurantes y tiendas.

Según ha dicho a través de una carta el primer ministro holandés, Mark Rutte: «La familia intentó lidiar de forma responsable con las reglas del coronavirus con esta reunión al aire libre y tomando precauciones. A los invitados se les pidió que se hicieran un test. Todos estaban vacunados. Se asumió que todos mantendrían una distancia aceptable. Pero a posteriori, el rey Guillermo me ha informado de que no fue una buena idea. Creo que es una reacción sensata».

Casa Real de Holanda.

Este es el último paso en falso de los reyes de Holanda en una lista que, por desgracia para ellos, se va haciendo cada vez más larga y que ha terminado por afectar a su popularidad. El más grave se produjo en octubre de 2020 cuando tuvieron que interrumpir sus vacaciones en su residencia de Grecia, adonde habían viajado pese a estar vigentes las restricciones de viajes al extranjero para todos los ciudadanos holandeses.

Casa Real Países Bajos.

En una decisión sin precedentes, Guillermo y Máxima grabaron un mensaje en vídeo para ofrecer un mensaje de disculpa a su pueblo.

Este pasado verano, con ocasión de la Eurocopa de fútbol, se vio al rey Guillermo saludando a algunos aficionados sin llevar la mascarilla puesta, lo que de nuevo generó críticas en la opinión pública. Este último traspiés, que para colmo salpica a la heredera al Trono, vuelve a hacer mella en su imagen.