La Reina Letizia se ha embarcado este lunes en un nuevo viaje de cooperación. Una labor en la que la Reina Sofía ha dejado el listón bien alto. ¿Estará a la altura de su predecesora? Vea el vídeo:


Este lunes, la Reina Letizia ha comenzado un viaje de cooperación que le llevará a Honduras, el mismo destino que eligió para su primera iniciativa internacional en estos derroteros en 2015, un año después de convertirse en la consorte española. Fue en Honduras donde la Reina Letizia tomó el testigo de la Reina doña Sofía, quien realizaba tradicionalmente este tipo de desplazamientos de carácter humanitario en su labor de representación de la Corona española en calidad de consorte. De hecho, un año antes, en Guatemala, fue la última vez que pudimos ver a la esposa del Rey Juan Carlos afrontar un reto similar, dejando que su sucesora tome el testigo con una única premisa: no bajar el listo que dejó bien alto la Emérita. ¿Lo está logrando?

Para responder a esta pregunta habría que ver no solo los últimos viajes de cooperación que ha afrontado la Reina Letizia. En 2015 fue a Honduras, al igual que también visitó El Salvador. Dos años más tarde hizo lo propio en la República Dominicana y en 2018 le tocó el turno a Haití y en 2019 a Mozambique. Ahora, después de un año delicado en todo el mundo y donde España está pasándolo especialmente mal por la incidencia del coronavirus, la Reina Letizia se embarca en una nueva aventura, que le obliga a hacer las maletas para tratar de mejorar la vida a los más desfavorecidos en Honduras. Lo hace aceptando la propuesta de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, para los que la Reina Letizia se pone a su servicio para dar visibilidad a su obra social y arropar su lucha poniéndola en boca de todos.

Pero, ¿lo hace mejor o peor que doña Sofía? Quizá las comparaciones sean odiosas, o eso suele decirse, pero la Reina Sofía ha sabido afrontar con especial elegancia este tipo de encargos oficiales. Su predilección por las causas sociales es de sobra conocidos y a pesar de haber dejado a un lado los actos de representación de la Institución monárquica en España, con escasos actos a lo largo del año, lo que no ha querido dejar a un lado son las actividades de índole benéfico, como puede ser apoyar los bancos de alimentos en tiempos de crisis. De hecho, el compromiso de Doña Sofía cuando le toca enfundarse el hato de ‘reina cooperante’ viene de lejos y ya desde bien pequeña sentía predilección por ayudar a los más desfavorecidos, incluso fundando su propia ONG con fondos de su propio bolsillo para aliviar a las familias más desfavorecidas en su empeño de tener una vida digna.

Foto: Gtres

Para poder comparar a la Reina Letizia y Doña Sofía en su papel como ‘reinas cooperantes’, qué mejor que seguir un resumen de sus salidas al extranjero cuando su ayuda se hacía necesaria. Un conjunto de viajes de cooperación de ambas consortes, que han desempeñado la labor de la mejor manera que saben. Quizá Letizia algún día llegue a contar con el mismo respaldo en estas tareas que la Reina Sofía, aunque son muchos años de ventaja.