El día dos de junio fue el día oficial en el que el rey Juan Carlos se jubiló. Meses después dejó de recibir su asignación anual.


El 2 de junio de 2019 se hizo oficial. El rey Juan Carlos, desde ese día, se retiraba de la vida pública ya como Rey emérito y comenzaba una etapa comojubilado. Tras cinco años desde que decidiera abdicar y días después de que se hiciera pública su decisión, su vida daba un giro a nivel institucional. Una determinación que se hizo pública a través de una misiva que copó titulares en la prensa de todo el mundo. «Hoy te expreso mi voluntad y deseo de dar este paso y dejar de desarrollar actividades institucionales a partir del próximo 2 de junio. Tomo esta decisión desde el gran cariño y orgullo de padre que por ti siento, con mi lealtad siempre. Un grandísimo abrazo de tu padre», dijo en una carta dirigida a su hijo. Sin embargo, estos 12 meses han estado repletos de vaivenes, tanto es así que en el mes de marzo su hijo, el Rey Felipe le retiró su asignación anual de más de 194.000 euros.

El que fuera Jefe de Estado durante 39 años volvió a estar en el centro de todas las miradas el día 15 de marzo, una fecha que, a buen seguro, no olvidará jamás. En ese instante, todo se empañó hasta tal punto que el 2020 pasó a convertirse en uno de los años más amargos de su vida, ya que don Felipe «repudió» a su padre, según los expertos en Casa Real. A través de un comunicado de la Zarzuela reveló que renunciaba a la herencia de su padre, así como a todo el dinero que carecía de transparencia por sus supuestas cuentas en Suiza. Esta nota llegó después de que algunos medios aseguraran que el rey Felipe aparecía como beneficiario de una fundación off shore de la que la Casa Real dijo «no tener conocimiento».

De este modo, se desvinculaba de cualquier sociedad o negocio que su progenitor pudiera poseer en el extranjero. Entonces, SEMANA se puso en contacto con el experto en Casa Real, Jaime Peñafiel, quien no dudó en desvelar su opinión acerca de este asunto. «Esto es lo más desagradable después de lo de Iñaki Urdangarin. Nadie pensaba que tendría que actuar de una manera tan rotunda contra él. Lo más duro ha sido repudiarle, pero tenía que proteger la institución». Por su parte, el periodista considera que al rey Felipe no le quedaba otra opción. «Felipe ha tenido muy mala suerte desde que es Rey y no le quedaba de otra. Don Juan Carlos estará hecho polvo porque su hijo le ha repudiado», añadió.

rey Juan Carlos

La renuncia llegó en pleno estado de alarma, dos meses y medio antes de que cumpliera su primer aniversario como jubilado. Su despedida como Rey tuvo lugar en una corrida de toros en Aranjuez en la que se retiró de la vida oficial, donde estuvo acompañado de su hija, la infanta Elena, su nieto Froilán, su hermana, la infanta Pilar y su sobrina Simoneta. La expectación era máxima hasta tal punto que todo el público se puso en pie ante él el mismo día en el que el monarca se descolgaba de la agenda de la Casa Real. Tras la corrida se reunió con parte de su círculo para celebrar una comida privada y brindar por lo que él creía que sería un futuro en calma. Así se despidió de los actos oficiales e institucionales, no de los privados a los que quisiera acudir.