La duquesa de Sussex ha vuelto a hablar tras la polémica entrevista con Oprah Winfrey: de Harry como padre, de su hijo Archie como voraz lector de cuentos…


Había muchas ganas de volver a escuchar a Meghan Markle tras las polémicas  declaraciones que ofreció junto al príncipe Harry ante Oprah Winfrey el pasado marzo. Anoche tuvimos ocasión de hacerlo, si bien con truco. En su primeras palabras tras dar a luz a su segunda hija, Lilibet Diana, el pasado 4 de junio, en Santa Barbara (California), la duquesa de Sussex ha loado la figura de su marido como padre al tiempo que promocionaba su primer libro infantil, titulado «The Bench» (El banco). Eso sí, la entrevista, para un podcast de la cadena NPR, fue grabada antes del nacimiento de su pequeña y se emitió este domingo con motivo del Día del Padre en los países anglosajones.

© CBS.

La duquesa de Sussex, que lanzó su primer cuento para niños el pasado 8 de junio, asegura: «A Archie le encanta el libro, lo que es genial. Tiene un apetito voraz por los libros y cuando le lees constantemente te dice ‘otra vez, otra vez, otra vez’. Ahora el hecho de que le guste «El banco» y poder decirle que mami escribió esto para ti, es increíble».

© Redes sociales

La dedicatoria de la obra reza así: «Para el hombre y el chico que hacen que mi corazón lata». Y está inspirada en la relación entre padres e hijos a través de su experiencia con Harry y Archie. Meghan, de hecho, empezó a madurar a idea al regalarle un banco de jardín a su marido tras la llegada de su primer hijo, en mayo de 2019. La pieza lleva una placa con un poema grabado escrito por Meghan, en el que dice: «Este es tu banco, en el que la vida comienza, para ti y para nuestro hijo, nuestro bebé, nuestra familia».

© Instagram Misan Harriman.

«Pensé que quería algo sentimental y un pequeño trozo de nuestro hogar para él con nuestro hijo. Viéndoles juntos imagino cómo serán otros momentos mientras Archie crece, desde cuando se arañe la rodilla a cuando tenga el corazón roto. Sea lo que sea, que siempre puedan reconfortarse en este banco y tengan este momento para unirse», cuenta la exactriz.

Meghan desea que «la gente lo vea como una historia de amor que trasciende la historia de mi propia familia».

En sus declaraciones no ha hecho ninguna referencia al momento actual que vive con la familia Windsor, a quien no ve desde hace un año y tres meses. Ni al distanciamiento entre los hermanos Guillermo y Harry, quienes se reencontrarán este próximo 1 de julio en Londres con motivo de la inauguración de una nueva estatua de Diana de Gales en el palacio de Kensington en Londres, justo cuando ella hubiera cumplido 60 años. Meghan Markle, por cierto, tampoco viajará esta vez a Reino Unido, como no lo hizo para el funeral del duque de Edimburgo por encontrarse en la recta final de su segundo embarazo.

Tampoco se ha pronunciado sobre las últimas informaciones que apuntan a la supuesta intención de Carlos de Inglaterra de no darle en el futuro el título de príncipe a su nieto Archie (tampoco sería princesa Lilibet), según publica el Daily Mail, basándose en la necesidad de ‘adelgazar’ la lista de ‘royals’ británicos que no están en la primera línea. Hay que destacar que tampoco son príncipes los hijos de la princesa Ana ni los del príncipe Eduardo, aunque el matiz está en que sus padres no están destinados a ceñirse la corona. En su esperada nueva entrevista, Meghan Markle se ha limitado a promocionar su trabajo literario, provocando así una pequeña decepción en los que esperaban que arrojara un poco más de luz sobre la situación actual con los Windsor.