Los duques de Sussex están ultimando todos los detalles para estas fechas tan señaladas y la exactriz ha expresado su deseo de quedarse en Los Ángeles y no viajar a Reino Unido.


Adaptados a su nueva vida en Estados Unidos y lejos de Reino Unido y la Familia Real, el príncipe Harry y Meghan Markle ya están haciendo sus planes de Navidad para tenerlo todo atado para que no pueda haber un cambio de última hora. Sin embargo, un año más, han dejado de lado a la reina Isabel II.

GTRES

A pesar de que aún quedan dos largos meses por delante para que lleguen las fechas tan señaladas en el calendario, debido a su ocupada agenda, los duques de Sussex ya han programado cómo serán sus vacaciones de Navidad. Según apunta un amigo muy cercano a la pareja a ‘The Mirror’, el nieto de la monarca y su mujer no están preparados para volver a Reino Unido. En concreto, el matrimonio planea pasar sus primeras Navidades en Los Ángeles con David Foster, la nueva figura paterna del príncipe y expadrastro de Gigi y Bella Hadid, y su mujer, Katharine McPhee.

«Meghan tiene muchas ganas de celebrar su primera Navidad en su nuevo hogar junto a su madre. Ella está muy emocionada y planea hacer todas las tradiciones con las que creció cuando era niña, incluida la cocina», indica el amigo de la pareja al medio británico. Además, la duquesa de Sussex habría hecho hincapié en que todos se reunieran en su casa de Santa Bárbara y no en la de Foster.

GTRES

Se trata del segundo año que los Sussex estarán alejados de la reina Isabel II y su familia durante estas fiestas tan importantes para la monarca. El año pasado, antes de que el matrimonio anunciara su marcha de la Casa Real, el matrimonio y su hijo, el pequeño Archie, viajaron hasta Canadá para pasar estas fechas con la madre de la exactriz.

De la misma forma, otro amigo cercano de la pareja indica a ‘Vanity Fair’ que otra de las razones por las que la pareja no quiere volver a Reino Unido sería para evitar las posibles tensiones que se pueden crear con el príncipe Guillermo. No obstante, también se deja claro que los dos hermanos han limado asperezas en los últimos meses y su relación estaría por volver a como era anteriormente.

Están centrados en su productora

GTRES

Harry y Meghan Markle tienen un sinfín de proyectos sobre la mesa que intentan sacara adelante después de alcanzar su acuerdo millonario con la plataforma de streaming. Entre las muchas ideas que barajan, el matrimonio planea hacer un documental sobre la historia y el legado de Diana de Gales para que su labor solidaria perdure en el tiempo y que las nuevas generaciones sean conscientes de ello. Un auténtico tributo que puede volver a dinamitar la relación entre Harry y su hermano, el príncipe Guillermo.

Además, el nieto de la soberana y su mujer lanzarán un programa de televisión que estará centrado en el empoderamiento femenino y la desigualdad racial (dos de los temas por los que lucha de forma diaria la que fuera actriz). Con una postura bastante política y en el que se hablará de feminismo, los duques de Sussex darán el salto a la pequeña pantalla y mostrarán su visión de la importancia del empoderamiento de los jóvenes. Eso sí, a pesar de que harán pequeños cameos en ellos, lo cierto es que no serán los protagonistas del mismo.

No hay una vuelta inminente a Reino Unido a pesar de que Harry echa de menos su país

GTRES

A pesar de que habrá que esperar hasta el 1 de julio de 2021 para ver a Harry en Reino Unido con motivo de la inauguración de la estatua a Diana de Gales, es probable que el nieto de la reina Isabel II viaje antes a su país puesto que ha confirmado en varias ocasiones que lo echa de menos. «Definitivamente habría regresado si no fuera por la crisis de la COVID-19», explicaba en en una reunión de Zoom para celebrar el 125 aniversario de la Liga de Rugby Británica.

El pasado mes de junio, el príncipe Harry mostraba su preocupación por estar lejos de su país en medio de la crisis sanitaria que se está viviendo. El nieto de la reina de Inglaterra hacía una reflexión sobre su decisión conjunta con Meghan Markle después de que su padre, el príncipe Carlos, diera positivo. Era ‘The New York Post‘ quien se hacía eco de la preocupación de Harry cuando recibió la llamada de su progenitor para darle la noticia. «Se vino abajo. Se dio cuenta de que Carlos y la reina Isabel no van a estar ahí siempre. Su mayor miedo es no estar en Reino Unido y estar lejos si su abuela muere«, explicaba un amigo cercano al hijo de Diana de Gales.