Guillermo y Máxima de Holanda están en Abu Dabi para asistir a la Expo Mundial. Quizás podrían incluir una visita al Rey emérito español en un plan privado.


Los reyes Guillermo y Máxima de Holanda han viajado a Abu Dabi como parte de una pequeña gira que realizan por los Emiratos Árabes Unidos. La principal parada será para visitar la Exposición Mundial 2020 de Dubái, en la que se congregarán en diferentes momentos muchos de los Jefes de Estado del planeta. A la misma también está prevista la visita de Alberto de Mónaco, el próximo 13 de noviembre, a la que podría acudir acompañado por su esposa, la princesa Charlène, en la que sería su gran reaparición tras su obligada estancia en Sudáfrica a causa de su enfermedad.

Gtres.

El caso es que los monarcas de los Países Bajos ya han aterrizado en aquel país árabe. La reina Máxima bajó del avión oficial de las Fuerzas Aéreas con un llamativo vestido con estampado de lunares, de la firma Zimmermann, haciendo el paseo por la alfombra roja desplegada desde las escalerillas entre hombres vestidos a la manera tradicional. En este caso, Máxima cumplía con los códigos de modestia y recato, con largo midi, sin escote y cubriendo su piel.

Gtres.

Hoy han iniciado sus compromisos de agenda propiamente dichos. Lo han hecho recorriendo la granja de fresas Pure Harvest, situada a las afueras desérticas de Abu Dabi, como muestra de los logros que se pueden conseguir en un entorno tan desfavorable. Esta vez Máxima ha sorprendido con un estilismo algo más atrevido, con un conjunto de estampado geométrico verde compuesto de blusa con cinturón y pantalón ancho, de la firma Natan. Por cierto, la reina ya no lleva la férula en su mano derecha (tras sufrir una rotura el pasado verano) que ha lucido estos últimos meses.

Ya por la tarde, los reyes de Holanda han visitado la Expo Mundial, recorriendo el pabellón de los Países Bajos. Una cita para la que Máxima se ha cambiado de atuendo, optando por un vestido más formal, también de Natan, y tocada con una gran pamela.

Gtres.

Por otro lado, a nadie se le escapa que el Rey Juan Carlos se encuentra precisamente en Abu Dabi, donde reside desde agosto de 2020. En el pasado (abajo podemos verles durante su visita a Madrid en 2013), el monarca español mantuvo muchos encuentros al más alto nivel con los holandeses, y siempre en un ambiente de la mayor cordialidad y simpatía. Si a eso sumamos el hecho de que Máxima es argentina, que habla español y además adora nuestra cultura, no sería extraño pensar en que los tres pudieran verse en un plano más privado. Todo dependerá, claro está, de la agenda oficial de Guillermo y Máxima.

En estos casos, todo suele estar cerrado de antemano, pero no sería un imposible.

Archivo SEMANA.

Don Juan Carlos prosigue con mucha discreción (y pies de plomo) su estancia en Abu Dabi. Apenas han trascendido imágenes y fotografías de lo que hace allí, pero sí se sabe por él mismo que hace gimnasia dos horas al día y que queda a comer con la realeza local. Además, suele recibir con cierta frecuencia a sus mejores amigos. El periodista Carlos Herrera, sin ir más lejos, estuvo cenando con él hace unos meses. Por supuesto, también han ido a verle sus hijas, la Infanta Elena y la Infanta Cristina. Si bien nunca hemos conseguido tener una foto de ellos juntos.

Este viaje de los reyes Guillermo y Máxima podría ser una buena oportunidad para que pueden verse cara a cara y ponerse al día.

Archivo SEMANA.