Muchos viajes y una intensa agenda… Una Reina Letizia desganada decepciona en el País Vasco con un look antiguo ya bastante amortizado.


Cuarta aparición pública de la Reina Letizia en una semana llena de emociones. Comenzó el lunes sofisticada en rojo Roberto Torretta en los premios periodísticos de ABC, siguió con su viaje a Soria vestida de hojas de Hugo Boss y ayer en azul marino de Carolina Herrera en el homenaje de Estado a las víctimas del coronavirus en Madrid. Hoy nos reencontramos con ella en Euskadi (Bilbao y Vitoria), un punto a priori menos amable que otros de nuestra geografía para los Reyes. El look del día tenía su enjundia, y así se ha presentado.

Sin ganas. Este es el resumen. Letizia ha apostado de nuevo por el reciclaje, lo cual no tiene nada de malo, pero que no apetece si es con un modelo tan requetevisto. Hablamos de un vestido midi de gasa de Zara con estampado floral en tonos verdes. Manga larga con goma en los puños y en la cintura. Lo estrenó en octubre de 2017 y pertenecía a la colección de otoño. Seguimos confundidos…

Este fue un vestido bastante popular en la época. A un precio de 49,95 euros y con un estampado resultón y favorecedor, parecía ideal. Letizia, de hecho, ya tenía otro muy parecido en tono rosa de la misma firma. En fin, que tanto uno como otro ya los tenía amortizados. Para ‘colmo’, es el mismo que lució un día en ‘Sálvame’ la presentadora Carlota Corredera. En definitiva, hoy la Reina ha hecho como una vuelta atrás de estilo… y eso no nos gusta mucho cuando iba tan entonada. ¿Acaso está cansada? Tantos viajes, tanto movimiento de acá para allá… ¿Lo está pagando?

Y eso que ayer nos convenció con otro reciclaje. En el homenaje civil de Estado frente al Palacio Real de Madrid, Doña Letizia recuperó un vestido lápiz de manga con corte en el escote de Carolina Herrera. Es uno de sus diseños preferidos, teniendo en cuenta que lo compró con estampado de flores de jazmín y también en rojo. Tres vestidos del mismo modelo, lo que da buena cuenta de su preferencia. Este azul marino tiene la particularidad de que lo ‘estrenó’ para su última tanda de retratos oficiales con su marido e hijas, publicados el pasado febrero a cargo de la fotógrafa Estela de Castro.

Pero hoy se ha venido abajo. De nuevo con la misma coleta, los mismos pendientes de efecto bambú y con alpargatas (las rosas con corte en el empeine de Macarena)… y nada más. Vamos apurando ya etapas dentro de la gira de los Reyes por España, que el lunes llegarán a Cataluña. Podemos ir haciendo balance y, en general, es positivo. La Reina Letizia ha aprendido a estrenar y a sacar prendas del fondo de armario con una tónica general: una cierta naturalidad. Lo que no queremos es que lo eche todo a perder en la última parte del tour. ¡Aviso a navegantes!