La Reina Letizia vuelve a brillar como una estrella en la entrega de los Premios Princesa de Asturias… ¡aunque siga repitiendo!


Por fin ha llegado el momento. ¡Misterio desvelado! Al fin conocemos el look por el que todas suspirábamos, el momento estelar en el que la Reina Letizia mostraría al mundo su atuendo para los Premios Princesa de Asturias 2020. No es una edición cualquiera, eso está claro, y la Reina tenía por delante un reto inmenso: volver por sus fueros, lucir bien en unos galardones tan prestigiosos y en su tierra, pero sin pasarse de revoluciones. El momento es delicado en muchos aspectos y conviene no dar armas al enemigo. Pero solo hablamos de moda, ¿eh?

Así ha sido la llegada de la Familia Real al hotel de la Reconquista:

¡La Reina no ha estrenado! Ha apurado hasta el último segundo y de nuevo nos ha sorprendido. Adiós a Felipe Varela. Nunca se habían fallado mutuamente en este evento, hasta este año. El modisto no ha tenido encargos especiales esta temporada por parte de la soberana. Letizia ha optado por repetir y lo ha hecho con uno de sus vestidos más bonitos de moda española. El modelo lápiz con escote adornado por una gran flor obra de Delpozo. Lo estrenó en diciembre de 2017 para el aniversario del diario As. Después se lo volvió a poner en su cita con el matrimonio Macron en París. Es un diseño que lo tiene todo: elegancia y sofisticación con armonía.

Letizia se ha desperezado y ha vuelto a brillar, aunque sigue prefiriendo los sostenibles reciclajes a las novedades. Y aún así guapa, radiante… Un signo de devoción por sus paisanos, ante los cuales dar lo mejor de sí misma.

Doña Letizia no ha podido hacer el habitual paseíllo frente al teatro Campoamor de Oviedo. No ha podido bajar del coche para impactar al personal con sonrisas y saludos con la mano frente al numeroso público congregado en la plaza. En esos instantes se produce siempre como una euforia, un arrebato… Como un fin de ruta al que uno llega exhausto, pero satisfecho. En fin… Nada de esto ha sido posible por cuestiones de seguridad frente a la pandemia, pero a cambio hemos estrenado otro ritual.

Robert Smith.

La Reina solo ha tenido que bajar de sus habitaciones en el hotel de La Reconquista y caminar un poco para atravesar el Patio de la Reina junto al Rey Felipe, sus hijas, Leonor y Sofía, y la Reina Sofía. No faltado la alfombra azul. Mientras posaban ante los medios, las gaitas también han vuelto a sonar. Un recorrido más breve, menos arropado, pero ya un éxito por el mero hecho de poder celebrarse en medio de un panorama complicado. Es la cita grande del Principado y aunque esta sea una edición muy distinta, continúa siendo tan emocionante como siempre. Somos positivos.

ÚLTIMA CITA EN EL PUEBLO EJEMPLAR DE SOMAO

Con este look se rematan los grandes apuntes de glamour de su viaje a Asturias. Mañana  a la Familia Real le espera otra importante cita, pero tendrá un tono rural, nada que ver con galas y alfombras azules. Viajarán a Somao para hacerles entrega de su Premio como Pueblo Ejemplar 2020. Todo será más relajado, seguramente no habrá altísimos tacones ni joyas brillantes… Cara a cara con la gente normal y trabajadora, que tan orgullosa les muestra siempre sus tesoros. Pero eso será mañana. Nos quedamos, de momento, con el gran revival de la jornada. Letizia ha vuelto.