Noche de gala en el Palacio Real. Esta es una de esas ocasiones de brillo y esplendor que nos encantan. Y es que los Reyes han ofrecido un banquete en honor del emir de Catar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, y su esposa, la jequesa Jawaher Bint Hamad bin Suhaim Al Thani. ¡Así que preparados todos! El duelo de estilo se ha servido entre la Reina Letizia y la jequesa Jawaher.

reina letizia, rey felipe
Gtres.

Para este banquete la etiqueta marca tiros largos, altas condecoraciones y grandes joyas. Si hay que brillar, este es el momento. Pero al contrario de lo que se podía esperar, la Reina hoy no se ha puesto una tiara.

La última vez que se coronó en el Palacio Real fue el pasado noviembre para la cena de gala ofrecida al presidente de Italia. Entonces eligió la llamada Tiara Rusa, con sus características grandes perlas. Unos días más tarde se llevaría la Tiara de Lis a su viaje oficial a Suecia.

reina letizia, jequesa de catar
Robert Smith.

Esta vez se ha evitado esta seña de identidad real en deferencia a las costumbres cataríes. Nuestras ‘royals’ tampoco la llevaron durante la gala celebrada en honor de los anteriores jeques, allá por 2011. Pero ha sobrado el glamour.

Lo que es incuestionable es que la Reina Letizia ha brillado. ¡Mucho! Ha estrenado un vestido en color plata, que más podríamos calificar de vestidazo. Confeccionado en un tejido joya de tul con artesanales bordados florales metalizados, salta a la vista que es toda una obra de arte. ¡De museo!

Y de una nueva firma en su vestidor: la del diseñador argentino de origen español Gabriel Lage.

reina letizia, jequesa de catar
Robert Smith.

Además revela un guiño evidente al estilo oriental. Es cerrado, pero sensual.

Lleva un escote barco, que hace resaltar el cuello estilizado de la Reina, y además se ajusta a la silueta como un guante. Destacan sus mangas largas con forma de trompeta y el remate con una cola. Absolutamente maravilloso. Alta costura llevada a palacio.

Durante el tradicional besamanos en el Salón del Trono, ambas consortes han estado juntas, codo con codo. La jequesa de Catar lucía un un diseño largo negro de Louis Vuitton en el que destacaba su cuello capa y el pelo peinado con efecto mojado, recogido por detrás de las orejas.

reina letizia
Robert Smith.

Letizia ha optado por un elegantísimo moño, como hacía mucho tiempo que no le veíamos, con un ligero volumen y ondulaciones. Y unos pendientes de diamantes largos florales que son preciosos y también nuevos. Se ha confirmado que son un regalo del matrimonio catarí. Letizia decidió estrenarlos esta misma noche en honor de sus invitados. Lo dicho, una noche para deslumbrar.

reina letizia
Gtres.

Esta mañana nos hemos quedado boquiabiertos durante la ceremonia de bienvenida al ver a la jequesa vestida a la occidental de blanco Chanel y Hermès. A su lado estaba la Reina Letizia, también de blanco y con flores azules, con un vestido de Carolina Herrera.

Dos estilos muy diferentes que han conquistado por diferentes motivos. Y que para esta cena de gala hemos vuelto a constatar. Después de disfrutar de una cena a cargo de Ramón Freixa (sin carne ni alcohol), Occidente y Oriente brindaron juntos. Las dos ganan.