La Reina Letizia no ha podido resistirse más: el rojo es su color para sentirse guapa y poderosa. Hoy lo ha hecho en el Palacio Real.


Las puertas del Palacio Real han vuelto a abrirse tras el verano. Este mediodía hemos regresado con los Reyes Felipe y Letizia para asistir a otro almuerzo al más alto nivel, en este caso ofrecido en honor del presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, de Visita Oficial en España. La Reina se ha presentado de rojo, todo rojo, recuperando así su indiscutible color fetiche.

Robert Smith.

Letizia tenía pendiente subir nota tras su último estilismo (el del vestido vaquero de Hugo Boss que llevó a la facultad de Ciencias de la Información). Y lo ha hecho. Ese día nos encantó su discurso lleno de anécdotas, pero no su modelo. Hoy ha ido a lo seguro, a ese rojo pasión que tantas alegrías le da, que además de sentarle bien también le da mucha fuerza. Por si quedaba alguna duda, la Reina ha apostado por el monocolor. De arriba a abajo y sin dudas. Ni mezclas ni inventos.

Robert Smith.

El diseño elegido es un vestido midi de Massimo Dutti que estrenó en junio de 2020 para una cita en el Paseo del Prado. Entonces supimos que pertenecía a una colección de 2018, o sea que lo había estado guardando. Recordemos que nos encontrábamos en plena pandemia. Es muy fluido, tiene el cuello barco y la manga larga japonesa con pequeños botones redondos forrados. Esta vez se ha arremangado un poco dándole un aire más desenfadado. Además cuenta con un ligero drapeado en la cadera y se cierra con una cremallera lateral.

A veces da la impresión de ser una blusa y una falda, pero no, se trata de un conjunto entero. Uno de los modelos que estábamos deseando volver a ver.

Robert Smith.

El caso es que Letizia lo ha recuperado, y además de la misma manera. Es decir, con sus salones destalonados de Carolina Herrera, los mismos que tiene en diferentes colores. Para completar el Total Red, la Reina ha sacado los pendientes de cabujón de rubíes, que son una de las piezas más queridas y antiguas de su joyero. Estos sí que los ha reciclado una y otra vez. Y por supuesto, no le faltaba su inseparable anillo dorado de Karen Hallam, puesto en el dedo índice, como a ella le gusta.

Por lo demás, seguimos con el peinado suelto, liso, con raya al medio y su mechón de canas bien brillante. La Reina celebró ayer su 49 cumpleaños (en la intimidad, sin compromisos públicos), pero sigue manteniendo el aspecto de aquella joven universitaria que se divertía en la cafetería de la facultad, tal y como nos ha contado…

Robert Smith.

UN LOOK PODEROSO

Mañana la Reina Letizia finalizará sus compromisos oficiales presidiendo una de sus citas más especiales del año: la final del certamen de monólogos científicos Famelab España 2021, que tendrá lugar en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Al fin se van recuperando todas estas citas presenciales. Letizia siempre suele sorprender en este evento marcado por el humor inteligente. Ella misma ha demostrado esta semana que de humor va sobrada. De momento nos quedamos con ella en el Palacio Real con un look poderoso, con mucha fuerza y líneas actuales, perfecto para cualquier cita en la que quieras quedar bien sin necesidad de ir ‘demasiado vestida’.