La Reina Letizia acude a una reunión con Unicef luciendo una estilosa capa negra junto a un traje de chaqueta de cuadros... aunque el protagonismo se lo roba un inoportuno resfriado.


La Reina Letizia afronta su primer compromiso oficial de la semana asistiendo a una reunión de trabajo con UNICEF, en la sede madrileña de la organización, con el objetivo de profundizar en su labor en materia de alimentación y nutrición en el mundo y en España. Lo primero que nos ha llamado la atención es su prenda de abrigo: una nueva capa de largo midi. Con ella rompe sus tendencias habituales en este terreno (no es la primera capa en su vestidor) y además no resulta demasiado calurosa en una jornada con agradables temperaturas en la capital. Eso en cuanto a moda. Por otro lado, tenemos que hablar de salud…

Sí, Letizia está resfriada. Y las cámaras estaban allí para captar ese justo momento en el que ha tosido y se ha puesto la mano en el pecho. El fular arremolinado en el cuello era otra señal. Algo tan natural como que está malita, como muchos de nosotros en estas fechas. Y no, no voy a hacer la broma fácil. No lo voy a hacer…

Seguimos con el estilismo. Más allá de la capa, la Reina ha repetido traje de chaqueta, ese ‘oversize’ de cuadros tan bonito y de aire masculino, de Hugo Boss, que estrenó el pasado enero. Ya lo glosamos de sobra en su día, así que hoy no es el protagonista. Esto se lo lleva la capa… y su resfriado.