Charlene de Mónaco y Alberto de Mónaco han reaparecido en un mercado navideño con sus hijos. ¿Lo más sorprendente? El cambio de look de la princesa


Ya es Navidad en el Principado de Mónaco. Este miércoles, han reaparecido Charlene y Alberto de Mónaco en la tradicional ceremonia del árbol de Navidad en el Palacio de Mónaco, con el que dan la bienvenida a la época navideña. Lo más sorprendente, sin lugar a dudas, ha sido el radical e inesperado cambio de look de Charlene de Mónaco con una imagen mucho más punk de la que nos tiene acostumbrados. La princesa monegasca ha sorprendido a todos los presentes y su cambio de imagen ha traspasado las fronteras y ha llegado hasta nuestro país. Al acto con el que le han dado la bienvenida a la Navidad han estado acompañados por sus hijos, Jacquemus y Gabriella. Los cuatro en familia han estado entregando juguetes durante el acto.

A pesar de la bonita estampa familiar con la que han aparecido en el Palacio de Mónaco, lo llamativo, tal y como hemos dicho anteriormente, ha sido el cambio de imagen de Charlene. Aunque últimamente siempre ha lucido su melena corta con peinados transgresores, en esta ocasión ha querido da un paso más y ha mostrado su lado más punk y rebelde. Y es que hasta ahora nunca la habíamos visto con el pelo rapado. Una sorpresa en el Principado de Mónaco, ya que habitualmente nunca hemos visto a una princesa lucir un look tan transgresor, moderno y desenfadado.

Charlene de Mónaco apuesta por su look más urbano

El nuevo look de Charlene, con el que ha sorprendido a todos, es un corte muy desenfadado. Parte de su cabeza está rapada, mientras que al otro lado presume de una melena muy corta con flequillo. No únicamente ha cambiado su corte de pelo, sino que también ha cambiado su tono. La princesa se ha oscurecido un poco su melena, dotándola de un tono más castaño al que nos tiene acostumbrados, ya que durante los últimos años le hemos visto un color más rubio, llegando incluso a ser platino.

Gtres

No es muy habitual ver a un miembro de una Casa Real con un look tan moderno y atrevido, ya que la mayoría de royals que conocemos optan por media o larga melena. Ha completado su imagen desenfadada con un maquillaje también muy marcado. Ha maquillado sus ojos en tonos verdes y se ha aplicado el eyeliner, en negro, con el rabillo un poco saliente. Además de estrenar melena, también ha acudido con un potente look compuesto por una original y llamativa chaqueta con un jersey negro y varios pendientes que lucían sus orejas. A pesar de que lucía la mascarilla obligatoria, en esta ocasión dorada, se podía ver la felicidad de la princesa a través de su mirada. Os mostramos las imágenes del cambio de imagen más sorprendente de Charlene de Mónaco con el que nos ha dejado a todos impactados.