destacada

El perfecto ‘look’ premamá de Irene Rosales para un día de boda

Irene Rosales ha tenido un fin de semana cargado de eventos. Y es que nuestra bloguera ha viajado hasta la Palma del Condado para acudir a la boda de unos grandes amigos, que celebraban el ‘sí, quiero’ en una dehesa llamada La Zorrera. Irene no ha dudado en llevar un estilismo de lo más elegante, que dejaba ver su avanzado estado de gestación.

Para la ocasión, Irene ha lucido un vestido midi azul con escote y mangas estampadas diseñado por un gran amigo suyo, Alonso Cózar. Del vestido ha llamado la atención la espalda del vestido, con un bordado de flores. Los complementos los ha cuidado al detalle y llevaban los mismos colores que el vestido.

La mujer de Kiko Rivera está viviendo su segundo embarazo con la misma ilusión que vivió el de Ana. Irene está disfrutando al máximo y cuenta con la ayuda de su marido, con el que acaba de celebrar su primer aniversario de boda. Para recordar este día, la pareja ha compartido algunos momentos de ese día.

A continuación, analizamos al detalle el ‘look’ premamá de Irene Rosales para acudir a la boda de unos grandes amigos.

5Presumiendo de embarazo

presumiendo-de-embarazo

Irene Rosales ha lucido un vestido premamá de su gran amigo, el diseñador Alonso Cózar. Nuestra bloguera ha viajado hasta la Palma del Condado para acudir a la boda de unos grandes amigos, que celebraban el ‘sí, quiero’ en una dehesa llamada La Zorrera.

4Complementos muy acertados

complementos-muy-acertados

Para una boda de día, Irene no quería acudir sin pamela, que llevaba los mismos colores que el vestido.

3Un estilismo de Alonso Cózar

un-estilismo-de-alonso-cozar

Del vestido llama la atención la espalda, bordado con flores, las mismas que llevaba el bolso.

2Un ‘look’ premamá

un-look-premama

El vestido dejaba ver el avanzado estado de gestación de Irene, embarazada de su segunda hija, Carlota. Irene ha apostado por un vestido midi azul con el escote y las mangas estampadas.

1Detalles

detalles

El bolso tenía el mismo estampado que el vestido. Un detalle que no ha pasado desapercibido.