Llega el verano y es el momento de lucir el bañador. Hace meses que seguro has comenzado la ‘operación biquini’  para estar lo más perfecta posible y que ‘no te pille el toro’, pero también hay tratamientos de última hora para terminar la puesta a punto estival de todos los años. Este ha sido el caso de Olga Moreno, que se ha sometido a un tratamiento de radiofrecuencia que actúa en distintos partes del cuerpo, en su caso el vientre, con resultados espectaculares.

Se trata de INDIBA, una técnica revolucionaria de radiofrecuencia, no invasiva e indolora, que tiene efectos muy beneficiosos para la zona en la que se aplica. Está disponible en muchas clínicas de nuestro país y su coste ronda los 450 euros, las 10 sesiones.
Este tratamiento está comenzando a cobrar cada vez más relevancia, porque son muchas las famosas que han caído rendidas a sus resultados: entre ellas Eugenia Osborne o Gloria Camila, y si Olga también es una de ellas.

La ganadora de ‘Supervivientes 2021’ ha vuelto a confiar en las manos de los expertos de su centro de confianza, que es el mismo que se ha encargado de hacerle la lipoescultura a la que sometió, junto a Rocío Flores, hace pocos meses.

Olga Moreno se ha mostrado encantada con este tratamiento. Pero… ¿en qué consiste aplicada en el vientre?

Según explican desde la clínica a la que acude Olga, referente en medicina estética, «INDIBA permite acceder a las capas más profundas de la dermis para actuar directamente sobre las fibras que ayudan a tensar la piel. Produce calor. Este aumento de temperatura provoca una elevación de la temperatura desde el interior de las propias célula, consiguiendo así e nutrir y revitalizar la piel desde la primera sesión.

Además de mejorar la flacidez y moldear la silueta, los expertos de la Clínica Bruselas aseguran que «mejora de varices y piernas cansadas, por el aumento de la circulación sangüínea».

Se recomiendan entre 5 y 10 sesiones para notar los efectos. Las citas suelen durar entre 30-50 minutos y deberán realizarse una vez a la semana al principio, para luego ir espaciándola. ¿Lo mejor? En el caso de INDIBA, los expertos aseguran que esos efectos secundarios son «altamente infrecuentes» y, como mucho, señalan que podría notarse un enrojecimiento de la piel que se desvanecerá a las pocas horas y/o un hormiguero cuando se trabaja a temperaturas más altas y solo en aquellas pieles muy sensibles.