Ya no es necesario acudir a un centro de belleza. La innovadora aparatología te permite cuidarte en casa como si fueras una profesional


Combatir arrugas y manchas, eliminar la celulitis, acabar definitivamente con el vello… Ahora la aparatología más innovadora hace posible conseguir los mismos resultados en casa que en una cabina de un centro de belleza (y con total seguridad).

Depilación Láser en casa

Cuchilla, cera, crema depilatoria… Acabar con el vello de nuestras piernas, ingles o axilas es una incómoda tarea a la que nos enfrentamos cada pocas semanas. Por suerte desde hace tiempo contamos con la eficaz depilación láser, que ahora, además, también puedes hacerte tú misma en casa.

¿Cómo funciona?
Estas máquinas van debilitando poco a poco el crecimiento del vello, destruyendo el folículo piloso. Tras cada aplicación, el pelo tarda más en crecer hasta que desaparece. La mayoría de las máquinas son de luz pulsada o IPL, fáciles de utilizar, seguras y adaptables a todos los fototipos de piel. El número de sesiones que necesites dependerá de tu tipo de vello y la potencia de la máquina que, en la mayoría de los casos, puedes adaptar según tus necesidades.

Radiofrecuencia Múltiple

Cuando se acerca el verano la celulitis y la piel de naranja se convierten en grandes quebraderos de cabeza. Acaba con ellas usando un dispositivo de radiofrecuencia
múltiple en casa.

¿Cómo funciona?
Los flujos de corriente de radiofrecuencia dirigen el calor a través de electrodos en la zona tratada. Así se acelera el metabolismo de la grasa líquida y los deshechos, haciendo que las células grasas pierdan su tamaño y se encojan. Con ello, se logra reducir eficazmente la celulitis y la grasa localizada. Simultáneamente, el dispositivo también tensiona el tejido, aportándole firmeza y elasticidad, consiguiendo disminuir la flacidez y tonificar la zona.

Radiofrecuencia Facial

Uno de los tratamientos más demandados en las clínicas estéticas es la electroestimulación de rostro y cuello, en la que se emplean microcorrientes para reafirmar la piel, definir los rasgos faciales (levantar pómulos, definir la zona de la papada…) y disminuir las arrugas y líneas de expresión. Pero… ¿sabías que ya hay dispositivos que permiten realizar esta técnica en casa?

¿Cómo funciona?
Estos dispositivos emplean corrientes eléctricas de bajo voltaje que buscan estimular la piel y los músculos. Además también aumentan la actividad de los fibroblastos potenciando la producción de colágeno y elastina. Y tranquila, porque es una técnica indolora y segura.

Peeling Ultrasónico

Tener una piel limpia y sin rastro de imperfecciones es una de nuestras grandes preocupaciones. Y, para ello es esencial realizar exfoliaciones, para eliminar células muertas y reducir la apariencia de los poros. Uno de los dispositivos que ayudan a conseguirlo son los de peeling ultrasónico, un tratamiento que también se puede realizar ya en casa.

¿Cómo funciona?
Las ondas emitidas por las máquinas del peeling ultrasónico tienen una alta frecuencia que consigue eliminar las capas externas de la piel para lograr su limpieza. Además, estas ondas penetran en la piel para aumentar su temperatura, reactivar la circulación sanguínea, fomentar la producción de colágeno y abrir los poros, facilitando la penetración de activos.

Máscara de Luz LED para utilizar en casa

Los dispositivos con luz led son un chute para la actividad celular de la piel, que mejora la falta de tono, las arruguitas, la firmeza o los brotes de granitos. Y ya no solo los puedes encontrar en los centros estéticos, sino que también puedes utilizarlos en casa cuando quieras.

¿Cómo funciona?
Son dispositivos que se basan en la fototerapia. Cuentan con distintas luces, con diferentes longitudes de onda, para tratar cada problema de la piel de forma específica. Por ejemplo, la luz roja calma y corrige las rojeces; la verde unifica el tono de la piel y actúa contra las manchas; la azul tiene un efecto détox y regula la secreción de sebo; y la naranja difumina las arrugas y reafirma. Un solo aparato multifuncional al que le puedes sacar mucho partido. Los beneficios de la fototerapia van desde tratar el acné, regular la producción de sebo o estimular el colágeno, hasta minimizar rojeces y atenuar arrugas.