Seguro que tenéis cantidad de coloretes en vuestro cajón del maquillaje, pero siempre los usáis en la zona del pómulo de la forma tradicional. Os descubrimos nuevas formas de aplicar el colorete para lucir radiantes.


No hay rutina de maquillaje, ni tutorial, ni tocador que no contenga uno (o varios) coloretes. Es uno de los productos de maquillaje más utilizados a lo largo de la historia que se usaba ya en la antigüedad, y es lógico; se trata de un producto que nos hace ver más jóvenes, saludables y luminosas en una sola aplicación. Atentas a los trucos de belleza que os ofrecemos para darles una nueva vida a vuestros coloretes.

Sin embargo, el colorete tiene muchísimo más que ofrecer más allá del rubor de nuestras mejillas y es que se trata del producto perfecto que te puede servir en cualquier ocasión. Nosotras te recomendamos, para poder sacarle el mayor partido, que pruebes el colorete en crema, ya que podrás utilizarlo como complemento de otros productos o incluso sustituirlos en caso de apuro.

Atrévete a usar tus coloretes en otras zonas de tu cara

Prueba a aplicar tu colorete debajo de los ojos y en la nariz para conseguir ese efecto “sun kissed” que emula el efecto del sol en nuestra piel. Aplicando el colorete debajo de la zona en la que usas normalmente el corrector y conectándolo con la zona de la nariz conseguirás un rostro más rejuvenecido con ese aire dulce e inocente que tanto nos gusta. Como si hubieras pasado un día en la playa y tu piel se hubiese quedado un poco enrojecida. Aportarás profundidad a tu cara y le darás un toque de color, existen múltiples alternativas al contour y esta es una de ellas.

Usa el colorete como sombra de ojos y podrás decirle adiós a una mirada cansada, tan solo es necesario aplicar un poco de producto en la esquina superior del ojo y difuminarlo hacia arriba para conseguir una mirada menos cansada y con cierto efecto lifting. Combínalo con tus sombras habituales o iluminadores para crear un maquillaje discreto y favorecedor.

El colorete es un producto muy versátil y complementa algunos elementos de tu maquillaje

Otro lugar perfecto para experimentar con tu colorete son los labios, aunque este uso ya es muy antiguo y existen productos específicos para ello conocidos como “cheek and lips”. Aplicar tu colorete en esta zona te hará conseguir un look más natural y fresco, si los labios utradefinidos no son lo tuyo prueba a aplicar un poco de tu colorete en la zona central de tus labios, difumínalo un poco con el dedo y disfruta de ese efecto “mordida” tan sensual.

A estas alturas todas tenemos nuestros coloretes favoritos, pero ¿estarías dispuesta a cambiar y experimentar con un producto tan versátil? Por si acaso aún no has probado nuevos formatos o simplemente quieres probar algo nuevo aquí te dejamos los coloretes que a nosotras nos están sacando los colores.