Las influencers prefieren los cosméticos naturales. Así es la mascarilla que han usado Susana Molina y Dulceida para tratar su piel durante los festejos de cumpleaños de la barcelonesa.


El cumpleaños de Dulceida parece que dio para mucho. Así ha quedado atestiguado en los perfiles de las redes sociales de sus invitados, que contaron todos los pormenores de la celebración, dieron buena cuenta de los platos de la cena y hasta retrataron los momentos beauty. Gracias a eso pudimos ver cómo la propia cumpleañera y Susana Molina probaban algunos productos, entre los que había una mascarilla de origen natural que aplicarse antes de dormir.

Vuelta a los ingredientes naturales

La que ellas probaron era de la marca Kriim, y se trataba de una mascarilla exfoliante con efecto iluminador. La firma la vende por 26 euros y asegura que está elaborada a base de polvo de cacao crudo y glicerina vegetal conjugadas con azúcar. Todo ingredientes naturales, como marca una de las últimas tendencias en cosmética.

Volver a los orígenes parece ser la intención de muchas marcas que ahora están apostando por alejarse de las formulaciones de laboratorio y apostar por los ingredientes naturales como base para los distintos tratamientos. Porque por suerte ahora hay casi tantos tratamientos como tipos de pieles.

Están por un lado las que buscan la exfoliación y la limpieza, con ingredientes como la arcilla o las sales, que puede venir de lugares tan peregrinos como el Amazonas o el Mar Muerto. Pero también están las hidratantes, que aprovechan la base de ingredientes como el aguacate o el aceite de oliva para dar a la piel eso que necesita.

Limpiar y cuidar de la piel de manera adecuada

Todos estos tratamientos tienen como base la investigación para evitar los productos que no sean naturales en la medida de lo posible -hay veces que necesitan una mínima cantidad para mantenerse durante más tiempo o para que su eficacia no se reduzca- y centrarse en las propiedades de cosas que ya conocemos.

Hay quien incluso apuesta por preparar esas mascarillas en casa sin recurrir a las formulaciones comerciales, simplemente probando a hacerlas de manera artesanal en casa. Y aunque algunas no tengan mayor riesgo, como puede ser las que se hacen a partir de yogur natural, debemos tener cuidado con estos inventos. A veces podemos generar una reacción no deseada en la piel porque no conocemos cómo tratar esos productos o bien porque no sabemos si somos alérgicos a alguna parte.

Esto sucede por ejemplo con el aloe vera, presente en infinidad de cosméticos y con propiedades más que demostradas para tratar algunas afecciones de la piel. Existen más de 200 especies de esta planta, de la que apenas unas cuatro sirven para la cosmética. Además, hay que saber cómo tratarla para eliminar la aloína, que puede provocar erupciones en la piel. Así que, si no sabemos bien cómo tratar estos ingredientes, lo mejor es que nos dejemos que sean los expertos quienes lo hagan.