Viajar siempre es sinónimo de felicidad constante para los Reyes (aunque se trate de un viaje por motivos de trabajo). Juntos y cómplices aterrizaban en Viena siendo este su primer viaje al extranjero del 2022. Como siempre, con su presencia, los Reyes han hecho gala de la mejor versión de si mismos. Para el look, la reina Letizia, se ha decantado por el color negro con un abrigo largo y muy sobrio de Carolina Herrera que acaba de estrenar. Ha coronado el estilismo con uno stilettos de Magrit a juego con una bufanda y un vestido estampado sin grandes estridencias. A modo de complemento, ha elegido una de sus piezas favoritas: el modelo Marché de Nina Ricci, en piel de color negro y con cadena dorada.

Sin embargo, lo que más nos ha llamado la atención ha sido el peinado: un semirecogido con el que ha dejado sus canas al viento. Una elección que nos recuerda mucho a los peinados que en numerosas ocasiones han lucido sus hijas: la Princesa Leonor y, la Infanta Sofía.

La Reina Letizia luce el semirecogido favorito de sus hijas

Letizia se ha inspirado en sus hijas y se ha decantado por un sencillo semirecogido, superfácil de hacer, con la parte de delante recogida en una coleta que cae hacia atrás y el resto del cabello suelto. Este peinado aporta un toque fresco al look y ofrece, por un lado, la elegancia de los recogidos y, por el otro, el aire desenfadado de las melenas al aire. Se trata de un peinado que suelen lucir muy a menudo sus hijas desde que son pequeñas. Además es una elección muy cómoda porque le deja la cara despejada.

Pero lejos de acertar, no estamos ante su look más favorecido. Aunque se trata de un semirecogido muy rejuvenecedor, sus canas cada vez están más marcadas y consiguen llamar la atención robando el protagonismo al estilismo.

Apuesta por dejar respirar la melena y lucir orgullosa sus canas

El color gris en el pelo es tendencia una temporada más. De la actriz Ángela Molina a la mismísima Reina Letizia, son muchas las celebridades que se han sumado a esta corriente y lucen sus canas sin miedo a parecer mayores. Y es que el pelo blanco está muy de moda y denota estilo si sabes cómo presumir de él.

Doña Letizia fue pionera, y una de las primeras royals en dejar respirar la melena. Dejó de lado el tono rubio que le acompañaba desde hacía años, para dejar al descubierto sus canas y su cabello de color natural. Tras ella, Kate Middleton y muchas otras Vips como Jane Fonda o Andie MacDowell, quienes relegaron del tinte para dar una oportunidad a tono natural. Y no, no son grises. Pero la mezcla del color oscuro del pelo con el canoso da lugar a un efecto visual que nos hace verlo gris.