La reina de corazones ha compartido con todos sus fans cuáles son sus secretos para conseguir tener un cuello y un escote libres de arrugas.


Sin lugar a dudas, Isabel Preysler es un ejemplo de belleza atemporal. Aunque intentemos encontrarlo, es imposible hallar un solo momento en el que la reina de corazones por excelencia no haya estado radiante. Durante sus 70 años, la musa de Porcelanosa y Ferrero Rocher ha sabido adaptarse al paso del tiempo y a las modas y ajustar su estilo personal a lo que se ha venido llevando en cada época. En la década de los 70, en los 80, en los 90 y ahora que ya llevamos veintiún años del siglo XXI, la empresaria ha venido encabezando las listas de las mujeres más bellas de nuestro país. Y los motivos resultan evidentes. Es por ello por lo que, cualquier consejo o truco que venga de su experiencia nos interesa especialmente. Y más aún cuando se trata de disimular las arrugas del cuello y el escote.

Ha sido a través del blog de su propia marca de belleza, My Cream de Isabel Preysler, donde la madre de Tamara Falcó, ha querido compartir con todas nosotras cuáles son las claves para cuidar la zona del cuello y escote. Y es que a menudo prestamos mucha atención a los cuidados de la piel de la cara pero descuidamos por completo la del escote y el cuello; a pesar de que estas partes del cuerpo son las que antes delatan el paso del tiempo.

Palabra de Isabel Preysler: Consejos y trucos para cuidar las arrugas del cuello y el escote

El cuello es quizás una de las partes de nuestro cuerpo que movemos con más regularidad, lo que provoca que las arrugas aparezcan antes. Además, en esta zona, junto a la zona del escote, la piel es bastante más fina y tiene menos glándulas sebáceas. Esto hace que necesite un aporte extra de hidratación que debemos darle a través de cremas. Isabel Preysler, como no podía ser de otra forma, recomienda la de su propia marca. Concretamente la crema anti-edad efecto luminosidad de My Cream. Una loción basada en la avanzada tecnología de las células madre que mejora la densidad de la piel y aporta firmeza y elasticidad

Además (y por si fuera poco), la socialité nos recomienda practicar algún que otro ejercicio para reafirmar esta zona del cuerpo. Entre ellos, apoyar los brazos sobre la mesa, con las manos juntas por las muñecas y abiertas en forma de copa, posar la barbilla y dejar caer el peso de la cabeza, presionando varias veces. O realizar lentamente giros completos de la cabeza con la espalda recta relajando y repitiendo varias veces. O también juntar las palmas de las manos a la altura del pecho, en posición de rezo, y presionar una contra la otra con fuerza. Relajar y repetir diez veces. Varios consejos y muchos ejercicios que podemos encontrar en su blog y que, estamos convencidas de que nos cambiarán la vida y el aspecto de nuestro cuello y rostro a mejor.